Al natural Destino Monegros Dando la nota Semblanzas Mirando hacia atrás La recocina Entre nosotros
Enclaves Rutas Miradores fotográficos Museos y centros
Eventos deportivos Fiestas y tradiciones Actos culturales Actualidad Patrimonio natural y cultural
Femoga Ayto. Sariñena

Actualidad

Vecinos del casco viejo de Sariñena denuncian su abandono

Imágenes del estado actual del casco viejo.

Imágenes del estado actual del casco viejo.


Algunos vecinos del casco viejo de la capital monegrina, cansados de sufrir el abandono y todas sus consecuencias, escribieron hace unos días una carta abierta titulada “Un viejo casco viejo” con el fin de denunciar todos los problemas que sufren solo por vivir en esa zona del pueblo, donde se acusan la suciedad y el abandono motivado, según sus autores, por la histórica desidia del consistorio.

 

La carta, que se reproduce a continuación, pone sobre la mesa asuntos que “afectan a muchos vecinos, y que, cuando se denuncian, se hace de manera particular. Lo que queremos es hacer ver que los problemas son comunes, y la denuncia y trabajo para solucionarlos debería ser también conjuntos”.

 

El cierre, en poco tiempo, de dos comercios tradicionales en la calle Mercado ha supuesto la puntilla a un problema largamente obviado por las diferentes corporaciones de este municipio: el abandono del casco viejo. A la suciedad crónica y el olvido permanente se van sumando la despoblación (los mayores desaparecen y no hay relevo generacional) y el fin de la poca actividad comercial existente, lo que nos aboca, si nadie lo remedia, a un futuro lleno de solares vacíos que, pretendiendo ser una solución, acaban empeorando el problema al convertirse en nidos de ratas y suciedad.

 

Y a nadie parece importarle. Con una densidad de población escasa y envejecida, no hay ninguna asociación de vecinos que pelee por estas calles, ni un concejal comprometido, ni empresarios u hosteleros activos que trabajen de verdad por evitar el desastre.

 

La lista de problemas es tan larga como agotadora: suciedad, viviendas vacías y en ruinas, robos y vandalismo, problemas de convivencia, pavimento y aceras peligrosos por su mal estado de conservación, fallos en suministro de agua y vertidos, acuíferos, cableados infames… Puede decirse sin temor a exagerar que está todo por hacer, y cuestiones como los planes de inversión realizados en ambas avenidas “principales” de la localidad nos llevan a una reflexión: no es una cuestión presupuestaria, sino una priorización por visibilidad de las inversiones la que nos ha conducido a esta situación. Y, que conste, que no todo se reduce a lo pecuniario.  Sí que son necesarias inversiones y apuestas claras para mantenimiento, rehabilitación o equipamiento comercial, pero otras medidas “a coste cero”, como la ubicación de actividades culturales (valga como buen ejemplo la actuación final de la escuela municipal de música hecha en la calle Mercado o las realizadas por la Escuela de Jota), o una simple charla informativa a los vecinos sobre las ayudas a la rehabilitación de inmuebles que convoca la DGA, pueden ser aliciente para revitalizar y dignificar nuestro maltrecho centro.

 

Es evidente que el cierre de comercios y la falta de incentivos, sumada a la complicada situación actual, hace mucho más difícil dinamizar y rehabilitar estas calles, llenas de historia y convivencia. Pero lo es mucho más el hecho de que, sin voluntad de cambiar esta situación, está todo perdido, incluido el patrimonio arquitectónico de sus edificios. Cuánto arte e historia hay oculto bajo capas de mortero, esperando que una mirada atenta se fije en ellos. No se trata sólo de los equipamientos, que también, sino de devolverle el alma a sus calles y que vuelvan a ser un lugar de vida y convivencia entre vecinos, de aumentar la densidad de población residente y, sobre todo, reforzar su identidad propia. Hay que recuperar el espacio público como lugar de encuentro, pues la falta de actividad y la pérdida de comercios hacen que sus calles se conviertan en lo que son ahora, zonas de tránsito (en la mayoría de los casos, rodado).

 

La intención de esta carta es promover una asociación de vecinos del Casco Viejo, y se ha habilitado como lugar virtual de encuentro la página de Facebook Patrimonio de Sariñena.

https://es-la.facebook.com/Patrimonio-de-Sari%C3%B1ena-1694859540804323/

12/06/2017

Marta Armingol presenta su primera novela en Sariñena.

«Me cuesta creer que soy la protagonista de esta historia»

Marta Armingol presenta su primera novela en Sariñena.

Han sido entregadas a Leyre Gavín y Acher Périz.

Pañoletas festivas para los nuevos vecinos de Lalueza

Han sido entregadas a Leyre Gavín y Acher Périz.

twitter facebook

LOPD | Website desarrollado por: Federico Vallés

subir