MARÍA JESÚS SOLANAS

Al frente de la biblioteca de Monegrillo, esta monegrina es motor de cambio en su comunidad.
María Jesús Solanas, en la biblioteca municipal de Monegrillo, el lugar que considera su casa.

María Jesús Solanas, en la biblioteca municipal de Monegrillo, el lugar que ama como su propia casa.

 

La biblioteca municipal de Monegrillo abrió sus puertas en 1993, es decir, hace justo 30 años y desde el principio, ha estado dirigida por la misma mujer, María Jesús Solanas, que ha elevado al máximo las virtudes de su profesión. De hecho, ha logrado convertir este espacio en un lugar de creatividad e inspiración, desde el que luchar por metas comunes y dotar de vida a la población.

 

Su primer emplazamiento se situó en los graneros de la Casa Panivino, donde ocupó un pequeño y elevado espacio, ya que los usuarios debían ascender tres tramos de escalera. «No confiaban en que fuera a funcionar», confiesa Solanas, que pudo sacarles de su error a base de agudeza, valía y esfuerzo. En 2008, se alzó con un Premio Nacional Sedic, a la Innovación y la Calidad, concedido a las Bibliotecas Rurales, que reconocía su capacidad para desarrollar un gran número de actividades y dinamizar la localidad sin apenas presupuesto.

 

«No teníamos recursos y por lo tanto, había que tirar de ingenio, poniendo en valor la gran capacidad de las personas de la propia población. Por ejemplo, las madres leían cuentos a los niños y las más mayores desarrollaban talleres manuales», explica Solanas, que mantiene intacto aquel espíritu de colaboración y unión vecinal. De hecho, y entre sus últimos proyectos, está el denominado ‘Cadenas de valores’, donde ha segmentando a la población en franjas de edad, consiguiendo que unos organicen actividades para otros, con el fin de favorecer la relación intergeneracional y el intercambio de conocimientos.

 

Actualmente, y ya con un presupuesto acorde a sus necesidades y el incondicional apoyo municipal, la biblioteca ‘Ángel Jaira’ de Monegrillo organiza más de 60 actividades al año, desde presentaciones de libros a talleres creativos, exposiciones o cuentacuentos. También cuenta con un club de lectura, que suma 23 inscritos, y un taller de escritura, del que ya ha salido una autora local, Úrsula Campos, que ha publicado el libro ‘Cuando te falte el aire’ (Maeva, 2023).

 

Precisamente, su presentación ha formado parte del gran número de actividades organizadas con motivo del 30 aniversario de la biblioteca municipal de Monegrillo. Por allí, y dentro del festival Aragón Negro, también ha pasado la escritora Espido Freire así como otros autores como Jesús Almenar, Clara Mendivil o Ana Sánchez. También han compartido historias con el grupo Caleidoscopio Teatro o los narradores Nuria García y Daniel Tejero. Y, por supuesto, vecinos y vecinas han seguido contando cuentos u organizando talleres.

 

«Ahora mismo, seguimos teniendo una larga lista de autores que desean venir a nuestra biblioteca, lo que es un orgullo y una satisfacción», señala Solanas, que consigue llenar cada una de las actividades que propone, gracias a un trabajo que lleva practicando tres décadas y que va más allá de su deber. A diario, trabaja concienciando a aquellos y aquellas que visitan este espacio sobre las bondades de la lectura, el debate y el encuentro. «Hay que hacer una gran labor de fondo», reconoce la bibliotecaria, con una imagen acorde a su interior, rebosante de ilusión y vitalidad.

 

María Jesús Solanas ama vivir en Monegrillo, donde nació y creció, disfrutando de la mejor infancia posible, es decir, aquella asociada a los juegos en la calle, sin horarios ni preocupaciones, en absoluta libertad. «Me gusta vivir aquí, salir de casa y ver caras conocidas, conversar y convivir. Además, la biblioteca me ha dado justo lo que necesitaba, es decir, un lugar en el que desarrollar mi creatividad y alentar mi motivación; ha llenado mi vida», explica. Y, efectivamente, ha hecho de su vocación su propósito y, a través de su determinación, ilusión y capacidad de liderazgo, ha logrado un cambio más que significativo en su pequeña comunidad. Para los 400 habitantes de Monegrillo, y aquellos y aquellas que incrementan el padrón cada fin de semana o durante el verano, la biblioteca es un lugar de inspiración y creatividad, así como de socialización y convivencia, donde encontrarse y trabajar unidos.

ELENA PLANAS

«El maquillaje es una herramienta para sentirnos bien con nosotras mismas, no para agradar a los demás»

NATI BALLARÍN

«Mis mayores logros son los de mis alumnos»

MARÍA JESÚS SOLANAS

Al frente de la biblioteca de Monegrillo, esta monegrina es motor de cambio en su comunidad.

NURIA MONTULL

«Me enorgullece haber abierto la puerta a otras gaiteras»

MARÍA BARCOS

De vuelta al pueblo para cambiar de estilo de vida y montar la peluquería de sus sueños

ALICIA PRECIADO

«Me está costando, pero creo que es factible y mantengo la ilusión»

AGENDA

De abril a agosto

Actividades medioambientales en Sariñena. Charlas, talleres y excursiones en todos los pueblos del municipio, en torno al medioambiente. Más información.

 

 Abril y mayo

Romerías en Los Monegros. Las próximas semanas están repletas de peregrinaciones y celebraciones en honor de la Santa Cruz, San Miguel, San Gregorio o San Isidro. Más información.