Crí­ticas a los recortes previstos sobre los Grupos Leader

La DGA pretende reducirlos y recortar su financiación.

Penella es el presidente del Ceder Monegros. ílvaro Calvo.
Penella es el presidente del Ceder Monegros. ílvaro Calvo.

La Red Aragonesa de Desarrollo Rural (RADR) y los presidentes de los grupos Leader han levantado la voz ante los nuevos planes del Gobierno de Aragón, que, atendiendo a las intenciones del consejero de Agricultura, Joaquín Olona, hacen peligrar su futuro. Y lo hacen a corto y a largo plazo, al reducir de forma drástica la financiación de estas entidades locales, que fueron impulsadas por la Unión Europea con el fin de dinamizar el medio rural y que dependen de los denominados fondos Feader.

De cara al nuevo periodo 2023-2019, el consejero aragonés de Agricultura ha mostrado su intención de reducir a tres –uno por provincia– los 20 grupos Leader que existen ahora en Aragón y además, rebajar en más de un 40% su presupuesto, al pasar de los 77 millones de euros del periodo actual a los 45 previstos. Y no solo eso. También prevé recortes para el actual periodo transitorio, en el que se encuentran inmersos, hasta la aprobación de la nueva PAC. De hecho, su intención es dejarles solo lo necesario para sus gastos de mantenimiento, lo que, según el presidente del Ceder Monegros, José Manuel Penella, carece de sentido, ya que su función principal «es la de canalizar ayudas dirigidas al promotor rural, es decir, al que se juega su patrimonio por sacar adelante su proyecto y seguir viviendo en su pueblo».

Penella se muestra muy crítico con los planes de la DGA, al considerar que mermarán las oportunidades de progreso y futuro del medio rural. Y es que los fondos que gestionan estas entidades locales son fundamentales para el desarrollo de pequeños proyectos empresariales, que diversifican la economía, generan riqueza y fijan población. Y apoya sus palabras con cifras.

A nivel de todo Aragón, y durante el periodo 2014-2020, con tres años de carencia, los proyectos desarrollados a través de los Grupos Leader han generado ya 1.442 empleos directos y además, han ayudado a consolidar otros 4.725. De ellos, un alto porcentaje son empleos femeninos, que son los que fijan población en el territorio.

En Los Monegros, dentro del mismo periodo, y hasta ahora, ya que todavía está vigente, se han creado 48 nuevos puestos de trabajo y consolidado 540, de los 311 se corresponde con mujeres. En total, se han comprometido 2.995.291,56 euros en subvenciones, dirigidas a empresas de diferentes perfiles y ubicadas en distintas poblaciones. En Grañén, ha sido apoyada la ampliación de una residencia, la creación de un tanatorio o un centro de clasificación y embalado de huevos; y en Sariñena, una empresa de riegos, una carnicería, una floristería y un restaurante. En Bujaraloz, las ayudas Leader han favorecido la modernización de una línea de envasado de huevos de codorniz, la creación de una plataforma de catalogación de información médica o de un servicio de taxi. A ello, entre otros ejemplos, hay que sumar una expendeduría de tabaco y un centro multienvasado en Monegrillo, una empresa de limpieza de granjas y una seleccionadora de semillas ecológicas en Lanaja, la ampliación de una almazara de Alberuela de Tubo, la mejora de unas instalaciones de una panadería de Alcubierre, el traslado y mejora de un secadero de cereales en Montesusín o un matadero de aves en Poleñiño.

Y a ello sumar además el apoyo a otros proyectos no productivos como el centro BTT de la Sierra de Alcubierre, la equipación de las escuelas infantiles de Villanueva de Sijena y San Juan del Flumen, un área de autocaravanas en Valfonda de Santa Ana, rutas de BTT en Poleñino y Huerto o la ampliación de las escuelas en Peñalba.

Penella recuerda que los grupos Leader fueron «un experimento de la Unión Europea para dinamizar el medio rural y 30 años después, han demostrado su eficacia, al convertirse en una herramienta indispensable para vertebrar el territorio y asentar a la población». «Nuestra forma de trabajo puede necesitar mejorar o actualizarse, y estamos dispuestos a ello, pero está muy lejos de ser obsoleta, ya que la esencia de nuestra labor está en ayudar a pequeños promotores, que apuestan por continuar en sus pueblos, otorgándoles vida y futuro», reitera.

Basándose en sus planes, los grupos Leader acusan al Gobierno de Aragón de «priorizar» los grandes proyectos de inversión a las ayudas al pequeño promotor, olvidándose de que «el medio rural solo puede sobrevivir con una ayuda pública equilibrada y justa». «Hace falta potenciar la agricultura y la ganadería, sí, pero el departamento de Agricultura parece olvidar que para vivir en un pueblo hacen falta servicios, comercios, hostelería, pequeña transformación agroalimentaria, y potenciar el turismo y las industrias que generen empleo, además de infraestructuras y la dinamización del territorio. En todos estos conceptos intervenimos los Grupos Leader», indican.

Las exigencias de los Grupos Leader

Desde la Red Aragonesa de Desarrollo Rural y los Grupos Leader, tienen claras sus exigencias, que plantearán al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, al que han solicitado una reunión, con el fin de que conozca de primera mano su labor y la importancia de mantener la financiación prevista.

Así, entre sus solicitudes, insisten en que se mantengan los 77 millones para el próximo periodo, el 2023-2029, y que su gestión sea asumida por los 20 Grupos Leader, rechazando su reducción a uno por provincia. Y, de cara al periodo actual, piden que les otorguen los 12 millones que les corresponden para 2022, es decir, el 10% de los 214 millones de euros del periodo transitorio de la nueva PAC. De ellos, 135 llegan de Bruselas y el resto, 80, deben ser cofinanciados entre el Gobierno de Aragón (70%) y el Ministerio (30%).

También reclaman para ese año otros 4,2 millones de euros de los 40 millones de euros de los fondos de recuperación (Next Generation) asociados al Feader para Aragón en 2022.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp