Más de una década con el humor de Mateo y Sebastiana

Alejandro Navarro anhela ver crecer a sus personajes de cómic.

Alejando Navarro
Alejando Navarro

Las redes sociales han ayudado al joven dibujante Alejandro Navarro, natural de Zaragoza, a dar más visibilidad a los protagonistas de sus viñetas, Mateo y Sebastiana, a los que sitúa en la comarca de Los Monegros. De hecho, sus nombres rinden homenaje a los patronos del que considera su pueblo, Lanaja, donde nació su padre, José Manuel, y al que sigue muy vinculado.

Los personajes, de marcado carácter aragonés, nacieron en el año 2008, a raíz del encargo de la revista local «;Despertad»;. Y desde entonces han ido creciendo de la mano del joven dibujante, siempre ligados a escenas cotidianas o relacionadas con la actualidad. Su primera viñeta se centró en el fallido macroproyecto Gran Scala, donde situó a Mateo junto a un letrero inspirado en el popular luminoso de entrada a Las Vegas.

A lo largo de los años, Navarro ha ido tratando todo tipo de temas, apostando por cuestiones cercanas y vinculadas al mundo rural. También ha rendido homenaje a las canalistas de Lanaja, que lucharon por la llegada del agua a Los Monegros, y se ha sumado a las largas luchas sociales de las gentes del territorio. Durante los últimos meses, la pandemia y la agenda política han marcado sus historias, lo que le ha permitido dibujar a sus dos personajes junto a rostros tan conocidos como los de Isabel Díaz Ayuso, Pablo Iglesias, Miguel Bosé, Fernando Simón, Pedro Sánchez o Donald Trump.

Según explica Navarro, Mateo y Sebastiana «son dos típicos abuelos aragoneses, algo chapados a la antigua, pero con un toque moderno». «Mateo es cabezón y cascarrabias y Sebastiana, enérgica y luchadora», indica el joven. Su apariencia y comportamiento están basados en los usos y costumbres de la población monegrina.

Las viñetas, que ahora publica en la revista comarcal «;Vivir Monegros»;, pueden vincularse al estilo de los cómics clásicos. De hecho, Navarro cita entre sus referentes a Francisco Ibáñez, Alberto Uderzo, Stan Lee y Forges.

El joven asegura que se nutre de la actualidad diaria, que intenta mostrar «desde mi prisma y con mi particular toque de humor». Su aspiración es hacer sonreír a la gente y que sus personajes ganen en popularidad. Aunque ahora trabaja como montador, Navarro también confía en hacer de su pasión por el dibujo su profesión.

Además de sus viñetas sobre Mateo y Sebastiana, el joven colabora con la editorial «;La Franja del Trovador»;, que está especializada en escritores nóveles y literatura infantil. De forma reciente, también ha diseñado el logo del Espacio Joven de Lanaja, donde realizó una exposición individual en 2013. El joven ha estudiado Autoedición y Diseño en la Escuela de Artes de Huesca e Imagen y Sonido en Zaragoza.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp