«Se abre una nueva etapa para el monasterio de Sijena»

José Jaime Castellón recibe con alegría la decisión del Supremo.

Los bienes llegaron en dos tandas al monasterio.
Los bienes llegaron en dos tandas al monasterio.

El alcalde de Villanueva de Sijena, José Jaime Castellón, ha recibido con «alegría y satisfacción» la decisión del Tribunal Supremo de mantener las 95 obras de Sijena en Aragón, tras rechazar los recursos de la Generalitat, el Museo de Lérida y Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) contra la sentencia que declaró nulas las operaciones de compraventa y ordenó su vuelta al monasterio.

«Se trata de una resolución muy esperada, que confiamos que abra una nueva etapa para el monasterio de Sijena, ya que, una vez asegurada su propiedad, llega el momento de destinar recursos a la restauración de las piezas recuperadas y a la mejora del propio monasterio, con la creación de un discurso museístico y la recuperación de nuevos espacios hasta convertirlo en un gran motor de desarrollo para Los Monegros», indicó.

Para ello, lo más inmediato es concretar la firma del convenio con el representante de la orden propietaria, que, según la DGA, tendrá lugar este mismo mes de enero y permitirá retomar las visitas. La fecha todavía no ha sido concretada. El monasterio está cerrado desde la declaración del estado de alarma. Primero, por las restricciones derivadas de la pandemia y después, por la marcha de sus últimas moradoras, las hermanas de Belén.

El abogado del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, Jorge Español, fue otro de los que reaccionó ayer de forma inmediata a la decisión del Alto Tribunal, con «gran satisfacción, ya que, tal y como reconoce el Supremo, ha sido un pleito de gran complejidad y sin duda, el más importante al que se han enfrentado Aragón y Cataluña».

Dentro de las 95 piezas recuperadas, hay un gran número de enseres y objetos de la vida cotidiana de las religiosas, pero también piezas de gran valor como tres cajas sepulcrales de la segunda mitad del siglo XV así como cuatro alabastros obra del escultor Gabriel Joly.

El consejero aragonés de Cultura del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, expresó ayer su deseo de que las pinturas murales «sigan el mismo recorrido y vuelvan al monasterio de Sijena». Y es que este segundo pleito también está únicamente pendiente de la decisión del Alto Tribunal, tras los fallos del juzgado de Instrucción número 2 de Huesca y de la Audiencia Provincial que dan la razón a Aragón y ordenan su devolución.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp