Pilar Guerrero, Medalla al Mérito de Protección Civil

El otro condecorado ha sido el bombero Joaquín Abiol.

Alegrí­a y Salazar
Alegrí­a y Salazar

La delegación del Gobierno de España en Aragón ha entregado este martes sus Medallas al Mérito de la Protección Civil en Huesca. Las condecoraciones han sido otorgadas a Pilar Guerrero García, directora de la Residencia Hogar de Sariñena, y a Joaquín Abiol Abad, bombero del Servicio Provincial de Extinción de Incendios, en reconocimiento a su ejemplar desempeño durante la crisis sanitaria.

El acto ha estado presidido por la delegada del Gobierno, Pilar Alegría, acompañada de la subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar.

Los dos galardonados tuvieron un papel relevante en Los Monegros, tras el estallido de la crisis sanitaria y a raíz del brote surgido en la residencia de mayores de Sariñena. De hecho, Guerrero se instaló en su despacho durante 60 días, mostrando su compromiso con internos y trabajadores, y Abiol participó en la adecuación del centro así como en la creación de una segunda residencia, en la que fueron ingresando aquellos usuarios que recibían el alta tras superar la enfermedad.

Durante el acto celebrado en la capital oscense, Alegría ha subrayado que los dos galardonados han destacado «por su vocación de servicio público, que solo tenía como objetivo salvar vidas» y ante ello, «habéis sido la mejor cara de este año tan difícil». Asimismo, ha resaltado la labor desarrollada también por todos los trabajadores esenciales, entre los que ha subrayado el desempeño de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de las Fuerzas Armadas, así como el papel de los alcaldes y concejales, «siempre al lado de los vecinos, y de tantos héroes anónimos como Pilar y Joaquín».

Por su parte, Salazar ha valorado «su impagable labor durante el último año, y el fundamental papel que continúan desempeñando en la atención de proximidad en el medio rural; ellos, así como otros profesionales de nuestros pueblos, están en primera línea cuando la sociedad los requiere».

Perfil de los condecorados

Pilar Guerrero García es directora de la Residencia Hogar Sariñena desde hace 27 años. Su gestión durante este tiempo se ha caracterizado por hacer del centro un espacio dinámico y conectado con la sociedad.

La llegada de la covid-19 supuso un tremendo choque para la residencia; ya antes de estallar la crisis en toda su magnitud, se tomó la decisión de limitar actividades y visitas de forma preventiva. Aun así, la residencia sufrió la agresividad de la enfermedad, que se llevó la vida de muchos residentes. En este contexto, Pilar Guerrero tomó la decisión de instalarse en su despacho y estar en todo momento en la residencia.

Poco después, para limitar riesgos a los residentes, se estableció el confinamiento de la plantilla por equipos de aproximadamente 20 personas en cada quincena. Se sucedieron turnos con trabajadores y trabajadoras, varios de los cuales resultaron contagiados.

Con el apoyo del Ayuntamiento de Sariñena, la colaboración de empresas locales y el trabajo de voluntarios de bomberos, se habilitaron en el Centro Social de Mayores, anejo a la residencia, unas habitaciones para todo el equipo de auxiliares, enfermería, cocina y limpieza.

Desde el 26 de marzo hasta el 25 de mayo se mantuvo este sistema de confinamiento estricto por grupos. Ese mismo día, después de más de 60 días de encierro voluntario, también salió Pilar Guerrero.

Joaquín Abiol Abad ha sido personal de Protección Civil y ha sido personal de Protección Civil y coordinador del servicio de Protección Civil y Emergencias de la Hoya de Huesca, tareas que ha ejercido durante las últimas tres décadas, en la actualidad como personal integrado en el cuerpo de Bomberos (SPEIS) de la Diputación Provincial de Huesca.

A su desempeño en ayuda de los vecinos y vecinas de los pueblos de La Hoya de Huesca y de Monegros, por el que cuenta con un amplio reconocimiento social en la zona, se ha sumado durante los meses de pandemia de la Covid-19 su contribución a las tareas propias de la situación de emergencia sanitaria: desinfección de viales y edificios públicos en varias localidades, reparto a domicilio de productos básicos y de tareas escolares durante los meses de confinamiento, distribución de mascarillas…

Además, en Sariñena, Abiol participó junto a bomberos voluntarios de Almudévar y Sabiñánigo, así como personal de la DPH, en el montaje de una residencia de urgencia no-covid; y también ayudó a la adecuación de las instalaciones en la propia residencia municipal.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp