Jesús Tí­scar vuelve a ganar el certamen de relatos

Los premios se entregaron este viernes en Leciñena.

Foto de familia de organizadores
Foto de familia de organizadores

De entre las más de 400 obras recibidas, procedentes de 20 países, el jurado del Certamen de Relatos Cortos Tierra de Monegros, que convoca la Comarca de Los Monegros, ha elegido como ganador el texto titulado ‘Pobre sangre’ del escritor Jesús Tíscar. El autor, natural de Jaén, ya ganó la novena edición de este concurso literario hace 14 años.

La entrega de premios tuvo lugar la noche de este pasado viernes en el Santuario de Nuestra Señora de Magallón en Leciñena. En la categoría general, el segundo premio ha sido para Francisco Javier Fernández, por su relato ‘De repente, el último verano’ y el novelista ganador del Vargas Llosa 2019, Luis Antonio Salvago, ha conseguido el premio al mejor relato monegrino por ‘Chanson française’.

‘Pobre sangre’ se desarrolla en la posguerra española y es un relato «triste y humano». «Soy muy lector de novelas de esta época y, además, mi familia desde pequeño me ha nutrido de historias de hambre, como la de este relato que narra como un marido completamente enamorado trata de salvar la vida de su mujer muy enferma de tuberculosis. Era una historia que tenía en mente desde hacía tiempo y cuenta cómo desde la pobreza más absoluta se intenta salvar a la persona a la que amas profundamente con un poquito de jamón. Me gustan los dramas, porque creo que es una forma de escarbar en el lector y, al mismo tiempo, me gusta la comedia. Escribiendo puedo llegar a ser humorísticamente muy cruel también», ha señalado el ganador.

Tíscar escribe cuentos, novelas, artículos, guiones y obras teatrales. También trabaja profesionalmente como actor. Ha publicado once libros, ha estrenado cinco obras de teatro y ha ganado más de treinta galardones literarios. Dentro de ellos, está el doblete en este ‘Tierra de Monegros’. El escritor ha dicho sentir «una gran alegría» por haber ganado por segunda vez, «porque es un concurso que tiene muy buena fama, primero porque es limpio, segundo porque trata muy bien a los escritores y, además, está bien dotado y los premios literarios limpios en los que te tratan bien están haciendo cada vez más falta».

‘De repente, el último verano’, de Francisco Javier Fernández, está ambientado en los años 70 del pasado siglo y es en parte autobiográfico. Se trata, según su autor, de «la respuesta literaria a una pregunta que mi padre nunca me hizo. Es una especie de deuda que tengo con él. Falleció, aunque no en las circunstancias que aparecen en el relato, y me di cuenta de la cantidad de cosas que no hablé con él y me hubiera gustado. En mi cabeza empecé a dialogar con mi padre y el diálogo me llevó a esos momentos de la infancia: cómo disfrutábamos, cómo me han quedado grabados aquellos viajes al pueblo; son recuerdos que aparecen en el relato, aunque muy fabulados».

El escritor, nacido en Gijón y residente en Alicante, ha señalado que para él «ya era un premio ser finalista» y se ha mostrado «doblemente contento por haber obtenido el galardón y por el acto en el que se ha hecho entrega, que me ha parecido extraordinario con una conjunción estupenda de música y literatura». Licenciado en Humanidades, cuenta en su currículum con doce premios en certámenes literarios obtenidos en los últimos seis años, a pesar de no dedicarse profesionalmente a la literatura, además de haber publicado el poemario ‘Vértigo de la Clepsidra’, así como varios cuentos y poemas en revistas y libros colectivos.

Por su parte, Luis Antonio Salvago, valenciano y residente en Zaragoza, también ha dado algunos detalles del texto ganador en la categoría de relato monegrino. ‘Chanson française’ refleja la despoblación y el abandono del hogar. «Es un relato intemporal, con cierta nostalgia y melancolía que narra aquellos tiempos en que los hijos abandonaban sus pueblos y los padres se quedan solos, se hacen mayores y sueñan con su regreso. Esa pérdida del contacto con el hijo que no se sabe si volverá es lo que yo he querido plasmar en el cuento», ha señalado el novelista, que se ha sentido «muy feliz» al recibir el premio. El autor ganó el XXIV Premio de Novela Vargas Llosa 2019 con ‘En el nombre de Padre’, novela que publicó el pasado año. Salvago es licenciado en Geografía e Historia y autor de otras cuatro novelas, también fue finalista del Premio Nadal 2018 y del Premio Azorín 2017.

El presidente del jurado Gonzalo Gavín ha destacado en su intervención la alta calidad de los relatos recibidos «que ha hecho difícil tomar una decisión». Gavín ha añadido que «de nuevo este certamen pone de manifiesto la vitalidad de este género narrativo, así como el interés que nuestro certamen despierta en los creadores, tanto de España como de otros países». El jurado se completa con los escritores Miguel Ángel Ordovás, Óscar Sipán, Cristina Grande, Jesús Brau, José Ángel Sánchez y Marta Armingol y el secretario, Isaías Fernández. El primer premio está dotado con 2.000 euros y el segundo, con 1.000 euros. También está cantidad recibe el ganador del mejor relato monegrino. Además, los premiados, junto a un acompañante, disfrutarán asimismo de la estancia y visita turística guiada por la comarca durante el fin de semana.

El presidente de la Comarca de Los Monegros, Armando Sanjuan, ha entregado el primer premio y ha clausurado el acto renovando la apuesta de la Comarca de Los Monegros por el certamen que «ha sabido adaptarse a la situación inédita continuando la labor de promoción, difusión y fomento de la cultura». La consejera comarcal de Educación y Cultura, Carmen Soto, ha entregado el segundo premio y ha señalado que «desde la Comarca de Los Monegros continuamos con nuestro compromiso de extender la cultura a toda la población, como vehículo de desarrollo para nuestro territorio».

Por su parte, el alcalde de Leciñena, Raúl Gracia, ha sido el encargado de entregar el premio al Relato Monegrino y de dar la bienvenida al acto, que ha contado con la música de los directores del Curso de Trompeta y Trombón que la Comarca de Los Monegros organiza cada verano, con el paréntesis de los dos últimos años, en el Santuario de Leciñena. Pablo López, a la trompeta, y Francisco Javier Gonzalo, al trombón, acompañados de Arancha Lobe, al piano, han interpretado seis composiciones durante la velada que también ha incluido la presentación del libro ‘Sariñena en Guerra’, a cargo de su autora Gemma Grau.

La obra es fruto de cinco años de trabajo de la investigadora monegrina y desgrana el contexto del periodo republicano previo, el estallido de la guerra civil y los meses comprendidos entre el verano de 1936 y marzo de 1938. Periodo durante el que la zona se convierte en un punto importante de la retaguardia, visitado por corresponsales de guerra y destacados políticos y militares. El libro analiza los hechos acaecidos y sus consecuencias, que cambiaron el pueblo y la vida de sus gentes, con especial hincapié en el papel desempeñado por algunos de sus vecinos. En sus 200 páginas se incluyen testimonios, documentos, fotografías inéditas de archivos públicos y privados, “para ayudar a aclarar un periodo lleno de sombras», ha explicado la escritora.

Como cada año, la Comarca de Los Monegros editará un libro recopilatorio que, en este caso, reunirá los relatos finalistas de las dos últimas ediciones. En la página web del Certamen (http://www.losmonegros.com/sitios/relatos/) pueden descargarse los relatos ganadores desde la primera edición, además de contar con una completa información sobre el concurso literario.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp