Flores y pañoletas en honor de Santa Quiteria en Tardienta

La pandemia impide la celebración de actos populares.

Andrés Mur y Miriam Ponsa
Andrés Mur y Miriam Ponsa

Tardienta vivirá con emoción contenida y con la vista puesta ya en el próximo año sus no fiestas de Santa Quiteria. No habrá ningún acto popular, cultural o institucional y la ermita permanecerá cerrada al público. Las celebraciones religiosas se dedicarán a la Virgen, pero tendrán lugar en la iglesia parroquial, cumpliendo con las medidas anticovid y respetando el aforo permitido.

A lo largo de este viernes, se ha escuchado algún cohete, algo de música y algunos «;vivas»; a la Virgen, coincidiendo con la víspera del día grande de sus celebraciones, donde habrían tenido lugar actos tan singulares como el Canto y el Rosario de la Aurora o el esperado Saludo de la Bandera. También se hubiera celebrado la romería a la ermita de Santa Quiteria y los almuerzos populares. Y, al día siguiente, la actuación central del dance.

Los integrantes de la cofradía de San Nicolás han limpiado y adornado la ermita, colocando varios centros de flores. El colectivo hubiera sido como cada año el encargado de llevar a cabo el tradicional Saludo de la Bandera, a la entrada del pueblo y después, frente a la iglesia. El acto, que es uno de los más emotivos, consiste en inclinar el estandarte sobre la imagen de la Virgen y en su primera parada, dar además un giro completo muy cerca del suelo. «Para nosotros, es un día triste, pero debemos actuar con respeto y prudencia. Además, confiamos en que al año que viene todo será distinto y de nuevo, será posible cumplir con nuestras tradiciones», señala la priora de la cofradía, María Antonia Escuer, la primera mujer en situarse al frente de la misma, tras el cambio de estatus en 2019.

«Aunque barajamos diferentes opciones, hemos optado por evitar la celebración de actividades en estas fechas, por responsabilidad y prudencia», explica la alcaldesa del municipio, Miriam Ponsa. No obstante, con el fin de honrar a la patrona y mantener viva la celebración en la mente de los vecinos, el consistorio ha repartido casa por casa unas pañoletas con las que decorar balcones y ventanas. Todas ellas ofrecen un diseño único, al combinar la imagen de la virgen y la ermita. Las fachadas mejor decoradas también tendrán premio.

Para compensar la pérdida de los festejos, y siguiendo siempre la normativa anticovid que impere en cada momento, se organizarán unas intensas jornadas culturales entre los meses de junio y octubre, con el desarrollo de actos para todo tipo de público, según explica Ponsa. Y, de forma paralela, el consistorio también continuarán con sus proyectos e inversiones. Dentro de las más inmediatas, está la reforma y ampliación de la Escuela de Música, con la incorporación en la planta baja de las nuevas oficinas de Correos y el sindicato de riegos. La inversión superará los 200.000 euros y se financiará a través del Plan de Obras de la Diputación Provincial de Huesca.

Por otro lado, llevará a cabo una segunda fase de arreglo de caminos y además, creará un espacio verde en la zona deportiva. También completará la instalación de riego por aspersión en el parque y urbanizará la calle Cuartel.

Durante las próximas fiestas, los vecinos tendrán además la posibilidad de contemplar la restauración de su comparsa de gigantes y cabezudos, integrada por seis figuras. La mejora ha corrido a cargo de una empresa especializada.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp