La DGA dejará de financiar los regionales el 1 de julio

Soro ha mantenido este lunes un encuentro con los alcaldes.

Imagen de la reunión mantenida con los alcaldes afectados.
Imagen de la reunión mantenida con los alcaldes afectados.

No habrá más prórrogas. El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, ha comunicado este lunes a los alcaldes afectados que dejará de financiar a partir del próximo 1 de julio los trenes que no son de su competencia. En Los Monegros, la medida afecta a una de las tres frecuencias diarias de la línea Zaragoza-Lérida.

La reunión ha tenido lugar en Zaragoza, con la presencia de los alcaldes de Binéfar, Caspe, Fabara, Fayón, Grañén, Monzón, Nonaspe, Sariñena, Tardienta y Teruel. Los ediles han abogado por el mantenimiento de los servicios, insistiendo en la necesidad de dar continuidad a las negociaciones entre el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Transportes, con el fin de evitar la pérdida de servicios, al entender que sería una nueva amenaza para el futuro del medio rural.

Durante el encuentro, Soro se ha mantenido firme en su postura, al explicar que habían agotado todas las vías con el Gobierno central. «Ni está dispuesto ahora a reunirse con los ayuntamientos; ni a crear la mesa de negociación aprobada por las Cortes; ni a asumir la financiación de ninguno de los servicios que ahora pagamos nosotros, fundamentalmente, con el argumento de que hay muy pocos viajeros», ha indicado el consejero.

De nuevo, Soro ha insistido en que Aragón es la única comunidad que financia regionales que se extienden más allá de su Comunidad y que llevan seis años manteniendo esta situación. De hecho, según ha dicho, el Estado, tal y como se recoge en la Constitución, tiene la competencia exclusiva sobre los transportes ferroviarios que transcurran por el territorio de más de una Comunidad Autónoma.

Para los alcaldes, lo fundamental es mantener el servicio, más allá de quién lo financie. Por ello, han instado a Soro a prorrogar el pago para continuar con las negociaciones al entender que difícilmente se podrá lograr en 15 días lo que no se ha conseguido en seis años. De la misma forma, han adelantado que van a pedir conjuntamente una reunión al Ministerio de Transportes.

«Mantenemos la mano tendida con el fin de que se encuentren soluciones y de ser necesario, acudir todos juntos a Madrid, pero sin fechas límites y encima, tan cercanas, ya que no se puede dejar a la gente de un día para otro sin el medio de transporte que utiliza para llegar a su puesto de trabajo», ha señalado la alcaldesa de Tardienta, Miriam Ponsa. La edil también se ha mostrado «cansada» de ver cómo el futuro de los habitantes del medio rural se decide en los despachos, «sin escuchar a la gente del territorio, es decir, sin conocer sus necesidades e inquietudes».

El primer edil de Grañén, Carlos Sampériz, también ha lamentado que los ciudadanos vayan a ser los «paganos» de la falta de entendimiento entre las dos administraciones, a las que ha recordado que su principal función es la de «resolver los problemas que aparecen».

Por su parte, el alcalde de Sariñena, Juan Escalzo, ha dicho tener claro «que no queremos perder ningún servicio en nuestros municipios, ya que lo que se pierde no se recupera», sumando su voz a la del resto de ediles, que exigen que se mantengan a la par que se ofrecen para «hacer más presión en el Gobierno central». «Si el servicio se pierde la responsabilidad será de la consejería y no de los alcaldes», ha subrayado Escalzo, negándose a «ser cómplice» de sus decisiones.

El consejero de Vertebración del Territorio ha querido aclarar que «es radicalmente falso que la decisión del departamento suponga que se esté desmantelando los servicios ferroviarios en Aragón», ya que el Gobierno de Aragón financia 4 servicios, que suponen solo el 5% de las circulaciones ferroviarias regionales y de media distancia que hay en Aragón.

El resto de servicios ferroviarios los financia el Ministerio de Transportes, y «su continuidad no está en cuestión, aunque muchos de ellos están todavía suspendidos a consecuencia de la covid». En este sentido, ha señalado que ahora se presta algo menos del 70% de los servicios que se prestaban antes de la pandemia. El consejero ha señalado que «lo importante es, en primer lugar, que se recuperen ya, de forma inmediata, todos los servicios suspendidos por la pandemia». Y, sobre todo, «lo verdaderamente importante es abordar, junto con Renfe y el Ministerio, una revisión en profundidad del conjunto de los servicios ferroviarios regionales y de media distancia que se prestan en Aragón, para que de verdad sean útiles a la ciudadanía, con una revisión general del servicio desde los horarios, el estado de las estaciones, el material rodante…», ha apuntado el consejero.

Para José Luis Soro es importante «que Aragón deje de ser solo lo que hay entre Madrid, Cataluña y Valencia, un territorio por el que tienen que pasar los trenes obligatoriamente, porque así lo exige nuestra ubicación geográfica». En esta línea, se ha destacado la importancia del servicio de trenes regionales «no puede ser que al Ministerio solo le importen las cercanías y la alta velocidad porque los trenes regionales y de media distancia cumplen una función territorial y social esencial».

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp