Grañén avanza en la remodelación de su Casa de Cultura

La biblioteca será más amplia y estará a pie de calle.

La planta baja se ampliará con la adhesión del solar anexo.
La planta baja se ampliará con la adhesión del solar anexo.

El Ayuntamiento de Grañén ha dado ya inicio a las obras de remodelación de la Casa de Cultura, que sufrirá varios cambios, con el fin de ofrecer un mejor servicio y ganar en accesibilidad. La inversión ronda los 250.000 euros.

Los trabajos, que ya van cogiendo ritmo, han sido adjudicados a la empresa local Construcciones Zabal. La transformación prevista es importante. De hecho, la biblioteca municipal, que estaba situada en la segunda planta, estará a pie de calle y ampliará sus dimensiones, gracias a la anexión del solar anexo, que ha sido adquirido por el consistorio.

La nueva biblioteca tendrá una superficie de casi 300 metros cuadrados, lo que permitirá disponer de espacios de lectura, reunión y estudio. Se abrirán nuevos y amplios ventanales y, además del acceso a pie de calle, se acondicionará un pequeño espacio exterior, una antesala, que conseguirá que el edificio gane en atractivo y se integre en la población. También se instalará un ascensor, que favorecerá el acceso a las otras dos plantas del edificio, donde se desarrollan diferentes actividades, entre ellas, las clases de Educación de Adultos. El siguiente paso será acondicionar la sala de la segunda planta en la que estaba ubicada con anterioridad la biblioteca como nuevo archivo municipal. Otra de las mejoras incluidas en el proyecto es la instalación de un completo sistema de climatización.

El alcalde del municipio, Carlos Sampériz, se muestra «muy satisfecho» con los trabajos planteados. El diseño del proyecto bebe de las ideas obtenidas a través del concurso de arquitectura convocado para la remodelación de la Casa de Cultura. Para el primer edil, resultaba «fundamental» poner en valor este servicio y ofrecer unas instalaciones «acordes» al interés que despierta entre la población, gracias, entre otros aspectos, al buen trabajo que desarrolla su responsable. «Ahora, los usuarios tendrán a su disposición un espacio más accesible, atractivo y confortable, con nuevos espacios en los que estudiar, preparar una oposición o realizar un trabajo en grupo», explica Sampériz. Al ganar en accesibilidad y atractivo, también se favorecerá la entrada de aquellos a los que frenaban las propias barreras arquitectónicas o la falta de visibilidad del servicio.

De cumplirse lo previsto, las obras finalizarán durante la primera semana del próximo mes de agosto. De los 250.000 euros, 160.000 euros proceden del Plan de Obras de la Diputación Provincial de Huesca y el resto de fondos propios.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp