Cubiertas de naves arrancadas y árboles caí­dos por el viento

Castejón de Monegros y Grañén registran los mayores destrozos.

En Curbe
En Curbe

La borrasca «;Hortensia»; también se ha dejado notar en Los Monegros. A primera hora de este viernes, se ha registrado una tromba de agua y granizo que ha llegado acompañada de fuertes rachas de viento, que han causado destrozos en algunos municipios, especialmente la caída de árboles. El aire también ha arrancado las cubiertas de varias naves y además, ha provocado la caída de algunos cascotes.

En Castejón de Monegros, han tenido lugar algunas de las afecciones más importantes. Según ha explicado la alcaldesa del municipio, Ana Puey, el viento ha arrancado la cubierta de dos naves agrícolas y además, «han caído decenas de árboles, algunos de gran tamaño, tanto en el camino hacia la ermita de Santa Ana como en la zona del polígono industrial». «Ha habido importantes destrozos, especialmente en la zona baja del pueblo», ha subrayado. También ha habido desprendimientos de cascotes y además, el viento ha tumbado el vallado de la zona de recogida de los residuos voluminosos.

En Grañén, también se ha desprendido parte de la cubierta de la nave de las brigadas municipales, que ya ha sido recolocada, y en la pedanía de Curbe, han sido varios los pinos caídos. También el viento ha acabado tumbando una farola tras el impacto previo de un vehículo.

Menor incidencia ha tenido el viento en el municipio de Sariñena, donde, según los registros de la estación meteorológica situada en los depósitos de agua, ha alcanzado un máximo de 72 kilómetros hora sobre las 8.00 horas. En Pallaruelo de Monegros, ha tumbado un pino situado en el cementerio municipal y en las pedanías de Cartuja de Monegros y San Juan del Flumen, ha dejado algo de granizo, aunque sin afecciones importantes.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp