Estoesloquehay: calidad y aforo completo en su vuelta a Monegros

El festival ha revolucionado Torres de Barbués y Valfonda.

Así­ de espectacular lució la ermita de Santa Ana.
Así­ de espectacular lució la ermita de Santa Ana.

El festival «;Estoesloquehay»; ha vuelto a dejar un buen sabor de boca en Los Monegros. De carácter itinerante, la de este fin de semana ha sido su quinta edición en suelo monegrino. Tras Albero Bajo, San Juan, Tardienta y Lalueza, ha recalado en Torres de Barbués y su pedanía, Valfonda de Santa, con un positivo balance, por la calidad de sus propuestas y la buena respuesta del público. De hecho, las principales actuaciones lograron llenar todo el aforo disponible.

La programación se cerró este domingo en la ermita de Santa Ana, donde se vivió el debut de «;Olivera»;, un proyecto de los cantautores aragoneses Francho Sarrablo y María Lorenzo. Ambos han unido su experiencia y talento para rescatar del olvido canciones relacionadas con el cultivo de la oliva, especialmente las cantadas en Aragón, así como otras piezas que hablan del trabajo y la vida en el campo. Todo un homenaje al sector agrícola y en general, al mundo rural, pero desde la óptica del momento actual. En la actuación, pudieron escucharse canciones de cantautores aragoneses como A varear la oliva o Donde se van, de José Antonio Labordeta; Canción del Olivo o Canción de Invierno, de Joaquín Carbonell; o Me n»;aniré de casa, de María del Mar Bonet.

También sonaron temas propios de los dos cantautores. Francho Sarrablo, que es miembro además de la Ronda de Boltaña, sumó Pantano de papel o Bar de los vencidos, y María Lorenzo, a la voz y al violonchelo, emocionó con su tema El destino del Agua de manufactura intimista y honesta sensibilidad.

Como suele ser habitual, los organizadores del festival eligieron un enclave singular, en el que hubo un perfecto diálogo entre la arquitectura colona y el nuevo folk aragonés. La ermita de Santa Ana, a escaso kilómetro y medio de Valfonda, es obra del arquitecto José Borobio Ojeda, referente de la arquitectura racionalista en España y autor junto a su hermano Regino de edificios significativos de la capital aragonesa como la Sede de la Confederación Hidrográfica del Ebro, la Antigua Feria de Muestras o el colegio mayor Pedro Cerbuna. La pequeña construcción está compuesta por dos pequeñas bóvedas catenarias abocinadas y perpendiculares entre sí, destacando su campanario-espadaña, formado también por un airoso arco catenario. El conjunto sorprende por su modernidad y contexto, ubicado en la solitaria carretera que une Valfonda y Torralba de Aragón.

A lo largo de su incansable periplo, Estoesloquehay siempre elige una temática diferente para cada edición. En esta ocasión, era repoblación, una palabra ligada a las dos poblaciones de acogida. Y es que, aunque en épocas y contextos diferentes, Torres y Valfonda son fruto del deseo de sus primeros pobladores de crear un nuevo hogar en las llanuras del río Flumen.

Tras tres intensas jornadas, en las que destacaron además otros espectáculos relacionados con la danza, el circo y las acrobacias, muchos de ellos con un gran número de premios a sus espaldas, el alcalde del municipio monegrino, Valentín Calle, se mostró muy satisfecho. «A la calidad de las actividades y el cuidado en la organización, se ha evidenciado que vecinos y visitantes se han sentido atraídos por una programación diferente, no únicamente por el lleno total del aforo en las actuaciones, sino por la expectación que han generado en el municipio en las semanas anteriores. Estamos encantados con iniciativas como la que hemos podido disfrutar este fin de semana gracias a la asociación Grupo Andante, que ha acertado de pleno con la temática elegida», explicó.

También el director y creador del festival, Pablo Pérez Terré, hizo un positivo balance: “Esta edición ha sido un ejemplo a todos los niveles de lo que se persigue con Estoesloquehay, en la que se ha trabajado codo con codo con el equipo del Ayuntamiento para hacer de esta una edición extraordinariamente amable y cálida para todos, vecinos, artistas y visitantes».

En esta edición, organizada por el Ayuntamiento de Torres de Barbués y la asociación Grupo Andante con el patrocinio del Gobierno de Aragón, la muestra ha contado con la colaboración de la Escuela universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología de Madrid (ESNE), el Festival de Cine de Huesca, la cooperativa de Valfonda de Santa Ana, Agrícola San Julián y Mazana Grupo Empresarial.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp