Finaliza con éxito el taller de empleo impulsado en Grañén

Los alumnos han realizado casi una docena de actuaciones.

Imagen de la nueva calle urbanizada y la cueva recuperada.
Imagen de la nueva calle urbanizada y la cueva recuperada.

La urbanización de la unión de las calles Santiago y San Isidro es el mejor ejemplo de la importante labor desarrollada por los alumnos-trabajadores del taller de empleo impulsado en el municipio de Grañén. Antes de su intervención, la vía era un terraplén, llena de escombros, tierra y piedras; y ahora, es un bonito espacio, con zonas ajardinadas y un nuevo acceso peatonal. La actuación ha incluido además la recuperación y protección de una antigua cueva.

El taller, que ha concluido este pasado 2 de febrero y que ha contado con doce alumnos-trabajadores, deja un positivo balance. «A pesar de este año tan excepcional, el rendimiento ha sido muy bueno y en su mayoría, los alumnos-trabajadores se encuentran muy satisfechos, con la formación recibida y con las actuaciones que han sido capaces de realizar», señala su directora, María Eugenia Peralta. A sus declaraciones, hay que unir las del alcalde del municipio, Carlos Sampériz, igual de satisfecho, especialmente por los conocimientos y habilidades adquiridos por los alumnos. «Para muchos de ellos, gracias a la formación adquirida, es una nueva oportunidad, ya que cuentan con la formación necesaria para acceder al mercado laboral e iniciar un nuevo proyecto vital», señala el primer edil.

Ambos valoran también la actitud mostrada por el grupo así como la labor y compromiso de su monitor, Joaquín Fontán, que ha trabajado a diario con los alumnos-trabajadores, que han obtenido formación en albañilería y jardinería y ahora, ya disponen de un certificado de profesionalidad en operaciones de acabados rígidos y urbanización.

El taller de empleo ha sido impulsado por el consistorio y financiado por el Inaem (291.860,76 euros). Durante el últimos año, los alumnos han recibido formación teórica y práctica y además, han contado con un contrato en formación con una retribución igual al Salario Mínimo Interprofesional.

Además de la urbanización de la conexión de las calles Santiago y San Isidro, los alumnos-trabajadores han llevado a cabo otras actuaciones en el conjunto del municipio. Así, entre ellas, figura la creación de una zona de vestuarios en el almacén de la brigada municipal, la renovación de una parte del pavimento del patio del colegio Santiago Apóstol, la sustitución de señales en mal estado o la creación de nuevos bloques de nichos y columbarios en el cementerio de Grañén. También han renovado una zona de adoquines junto al pabellón polideportivo, creada una acera de hormigón impreso o realizado mejoras en las piscinas de la pedanía de Curbe.

Además de los contenidos relacionados con el certificado, el taller de empleo incluye formación complementaria en diferentes temas, como competencia digital, igualdad de género o prevención en riesgos laborales.

Tras los buenos resultados, el Ayuntamiento de Grañén ya ha iniciado los trámites para solicitar un nuevo taller, que sirva de continuación al actual, con el mismo objetivo: favorecer el acceso laboral de personas en desempleo y mejorar algunas de las zonas más degradadas del municipio.

A la vista del trabajo realizado, Sampériz asegura que los implicados deben sentirse «orgullosos» de su labor, lo que espera que les anime a seguir el camino iniciado y encontrar un nuevo empleo gracias a las habilidades y conocimientos adquiridos. Algunos ya lo han hecho.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp