Vuelve el Festival Internacional de la Oralidad de Robres

Tendrá lugar del 3 de julio al 6 de agosto.

Brosed y Casáus
Brosed y Casáus

El teatro en vivo vuelve a la localidad de Robres, donde del 3 de julio al 6 de agosto tendrá lugar el XX Festival Internacional de la Oralidad. Habrá magia, humor, drama… y grandes artistas, gracias a la participación de reconocidos actores como Cristina Yáñez, Ismael Civiac, Luis Miguel Orcajo y Roberto Nistal.

La programación ha sido presentada este miércoles por la alcaldesa del municipio, Olga Brosed, y por su alma mater, Luis Manuel Casáus, director del Teatro de Robres. Ambos han agradecido el apoyo de las diferentes instituciones colaboradoras como la Diputación de Huesca y la Comarca de Los Monegros y en especial, la fidelidad y el calor del público. Y es que de media cada actuación suele reunir a 300 personas. Todo un logro en un municipio de 560 habitantes. «El milagro se sucede cada año», ha indicado Casáus, al hablar del poder de atracción de una actividad que cuenta con asistentes de diferentes poblaciones de la comarca de Los Monegros, pero también de Huesca o Zaragoza.

El certamen arrancará este próximo sábado, día 3 de julio, con la representación de la obra «;Reglas, usos y costumbres de la sociedad moderna»;, a cargo de la compañía zaragozana Teatro de La Estación y protagonizada por la actriz Cristina Yáñez.

Al escenario del festival, también se subirá este año el oscense Ismael Civiac, con un espectáculo de magia teatralizada denominado «;Torpeza obliga»; y destinado a un público de carácter familiar. La actuación tendrá lugar el 17 de julio.

La tercera representación también tiene un claro protagonista, Luis Miguel Orcajo, que dará vida a Saturnino Morales en la obra «;La sombra del Tenorio»;, que podrá verse el 24 de julio de la mano de la compañía El Duende de Lerma (Burgo). Por su extenso monólogo, su representación supuso un importante reto para el experimentado cómico, que acumula doce premios al mejor actor. El montaje ha sido visto ya por 10.000 espectadores de distintas comunidades autónomas.

La última de las cuatro funciones, que podrá verse el 1 de agosto, también tiene un protagonista destacado, Roberto Nistal, el encargado de dar vida al bandido Cucaracha, Mariano Gavín Suñén, al que está dedicada la representación del Teatro de Robres. El montaje se basa en la novela de Adell y García y su versión dramática está escrita y dirigida por Luis Manuel Casáus. La obra busca mostrar el lado más humano del célebre bandolero.

El certamen se despedirá el 6 de agosto con el magacín protagonizado por la flautista Paola Carcasona, natural de Robres, que compartirá una animada charla con Luis Manuel Casáus, en la que hablará de su trayectoria y sueños. La actividad estará salpicada con la interpretación de varias piezas y además, será retransmitida por Altoaragón Televisión. El mismo modelo ya se aplicó con el cantante Javier Erro y la soprano María Ruíz.

Las cuatro funciones teatrales y el magacín tendrán lugar a las 22.30 en el parque de San Blas de Robres, cumpliendo con las medidas de prevención frente al covid-19. Las entradas ya están a la venta en el Ayuntamiento de Robres, a un precio de 5 euros para los adultos y 2 euros para los niños. También se puede adquirir un bono para los cinco actos programados por un coste total de 20 euros.

Durante la presentación, Olga Brosed ha dicho sentirse «feliz» con la recuperación de las diferentes actividades interrumpidas por la pandemia y en especial, con la vuelta de un certamen «tan consolidado, apreciado y querido». «El teatro es cultura y la cultura es vida; y en Robres, tenemos mucha vida gracias a personas como Luis Manuel Casáus, que son capaces de sacar adelante este tipo de iniciativas y dinamizar nuestro municipio», ha subrayado, agradeciendo además el apoyo y colaboración de instituciones como la Diputación Provincial de Huesca y la Comarca de Los Monegros.

El gran sueño de Luis Manuel Casáus es «convertir Robres en el Almagro de Aragón», tal y como ha dicho. Y lleva camino de conseguirlo, a la vista de la consolidación de este festival y el tirón de la propia compañía que dirige. Para alcanzarlo, su próximo reto es crear un Corral de Comedias en Robres, similar al que existe en Almargo (Ciudad Real), que, de cumplirse lo previsto, podría comenzar a construirse el próximo año.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp