La nueva sala de exposición de Sijena estará lista en 2023

La ampliación del espacio costará 1,6 millones.

Lambán
Lambán

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha presentado este viernes en Sijena las inversiones que el departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón tiene previsto realizar en el cenobio antes del final de esta legislatura y que cuentan con un presupuesto de 1,8 millones de euros procedentes de fondos europeos MRR (Mecanismos de Recuperación y Resilencia).

Dentro de los trabajos diseñados, está la ampliación de la zona expositiva, que abarcará el resto de los antiguos dormitorios y que mostrará los bienes recuperados. El espacio se llevará 1,6 millones de euros de la partida total y el objetivo es que esté listo coincidiendo con la celebración del primer centenario de la declaración del enclave como Monumento Nacional, es decir, la primavera de 2023.

Aunque el grueso de estos trabajos todavía no ha comenzado, el presidente de Aragón, Javier Lambán, es optimista. «Se trata de una fecha idónea para que el monasterio luzca sus mejores joyas», ha indicado, refiriéndose a las 95 obras recuperadas por la vía judicial tras un largo pleito con Cataluña. Para completar el sueño, tal y como ha reconocido, restará ver expuestas las pinturas de la sala capitular, pendientes todavía de la decisión del Supremo.

Las obras sobre los antiguos dormitorios ya están diseñadas. Los trabajos comprenden la construcción de un forjado sanitario elevado que actuará como cámara de instalaciones, la restauración de arcos y paramentos, la compartimentación interior y todas las instalaciones interiores, a excepción del mobiliario para la exposición de los bienes. A la sala de exposición, se unirá una zona dedicada a almacén y un taller de restauración, que, entre otros usos, permitirá recibir las pinturas murales, siempre que sea favorable la decisión del Supremo, algo de lo que Lambán se ha mostrado «absolutamente seguro». Para ello, el personal de la DGA ya está trabajando en un protocolo de recepción, manipulación y colocación de las obras.

Por otro lado, y dentro también de las actuaciones previstas, se incluye la construcción de una sala de instalaciones enterrada al noroeste del claustro y, al mismo tiempo, la redacción del proyecto de musealización. Para la ejecución de este último, restará habilitar una nueva partida económica.

Además de la sala expositiva, otra parte del presupuesto (215.000 euros) se dirige a la restauración de la panda este del claustro, que ya está en marcha y que concluirá a finales de marzo de este mismo año.

El monasterio de Sijena fue declarado Monumento Nacional por Real Orden de 28 de marzo de 1923, una importante figura de protección, clave en los diferentes pleitos judiciales al concebir el enclave como un conjunto indivisible. Además de las obras anunciadas, la efeméride se celebrará con un completo programa de actividades a lo largo de 2023, según ha anunciado Lambán, que ha vuelto a insistir en la importancia de este monasterio en la historia de Aragón.

Inversiones en Sijena

Los trabajos de restauración y adecuación que el Gobierno de Aragón ha realizado en las instalaciones se remontan al año 1988, momento en el que la Comunidad Autónoma recibió las competencias en materia de Patrimonio Cultural. Desde entonces, el Ejecutivo ha invertido más de 6,6 millones de euros en obras de restauración de bienes muebles (consolidación de la pintura mural de la iglesia), acondicionamiento de los dormitorios, restauración de la iglesia, el refectorio y la sala capitular, obras en el edificio de acceso y la ya citada restauración de la capilla de la Inmaculada.

Entre los años 2000 y 2015 se llevaron a cabo una serie de obras de mejora y consolidación imprescindibles para la buena conservación del monasterio, que supusieron una inversión de 3.175.808 euros, Se procedió a la eliminación de humedades en el subsuelo y las cubiertas, se restauraron diversos bienes muebles y se redactaron los proyectos de restauración de la Capilla de la Inmaculada y la Sala Capitular y la consolidación de la pintura mural de la iglesia.

A partir del año 2016, y hasta la actualidad, el Gobierno de Aragón ha destinado casi 1,5 millones de euros a la restauración y acondicionamiento de la sala Capitular, actuaciones en los antiguos dormitorios, mobiliario para exposición, además de la adecuación y mejora de los sistemas eléctricos y la climatización. Es precisamente en una parte de los antiguos dormitorios del edificio donde se muestran las piezas religiosas recuperadas, antes conservadas en el MNAC y el Museo de Lérida. Hay que añadir la última intervención realizada en el monasterio: la restauración de la Capilla de la Inmaculada, con una inversión de 281.466 euros.

Así las cosas, al término de la actual legislatura, el Gobierno de Aragón habrá invertido un total de 3.356.000 euros en la adecuación, restauración y conservación del monumento.

Panteones reales

Las actuaciones en Sijena se enmarcan en la política de apoyo que el Gobierno de Aragón está llevando a cabo para la recuperación de los panteones reales de la Comunidad Autónoma, en torno a los cuales se quiere crear un itinerario de carácter turístico que ponga en valor estos enclaves patrimoniales.

Desde el año 2016, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte ha invertido en los panteones reales dos millones de euros, que ascenderán hasta los 4.902.993 euros cuando acabe la legislatura y se sumen las actuaciones que se están realizando en Sijena, San Juan de la Peña, y San Victorián.

A ellos viene a sumarse los 1,2 millones de euros que el Ministerio de Cultura destinará a la consolidación y rehabilitación del castillo de Montearagón.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp