«El Sueño de Sigena» emociona en su estreno en Monegros

Aforo completo en la sesión compartida con los protagonistas.

Sijena reconoció a los artí­fices del film.
Sijena reconoció a los artí­fices del film.

Aplausos al inicio de la sesión y ovación cerrada al final. La película «;El Sueño de Sigena»; emocionó a aquellos que este pasado sábado asistieron a la sesión organizada en el cine-teatro El Molino de Sariñena, donde pudieron además disfrutar del coloquio que compartieron su protagonista y productor, Juan Naya; su director, Jesús Garcés; y su coguionista y productor, Xavier Atance.

Con su aforo casi al completo y una gran afluencia de vecinos de Villanueva de Sijena, el alcalde de esta localidad, José Jaime Castellón, fue el encargado de abrir el acto. El edil destacó la calidad de la producción y el magnífico trabajo de recreación virtual impulsado por Juan Naya, que, en su opinión, debería marcar un necesario punto de inflexión, al entender que ha llegado la hora de dejar atrás la «destrucción y quema» de Sijena para empezar a hablar de «reconstrucción».

Y es que el proyecto genera un nuevo abanico de posibilidades para el monasterio. La película es un potente instrumento de difusión y la recreación virtual un elemento de atracción indiscutible. De hecho, al haber sido realizada con rigor y detalle, permite todo tipo de aplicaciones: proyecciones, realidad virtuales, paneles, recreaciones… «que pueden hacerse en Sijena, Zaragoza, Madrid, Barcelona o Nueva York», tal y como señaló el propio Naya, que invitó a responsables políticos y técnicos a diseñar juntos las mejores opciones para ensalzar la belleza y esplendor de Sijena.

En su opinión, «este proyecto sitúa a Los Monegros y Aragón en el nivel que le corresponde, es decir, como un lugar con una historia y un patrimonio extraordinario. El monasterio de Sijena era un enclave excepcional en la Edad Media. A mí lo que me gustaría es que podamos disfrutar los sijenenses, los monegrinos y los aragoneses de esta riqueza en todo su esplendor. Aquí dejo la invitación para hacerlo nuestro y utilizarlo como bandera para aquellos que nos puedan visitar».

Antes de la proyección, Naya se sintió «feliz» de compartir este estreno con sus vecinos, que, tal y como señaló, también han crecido escuchando historia relacionadas con el monasterio de Sijena y ahora, pueden dar respuesta a una de sus grandes incógnitas: cómo era la Sala Capitular antes de que el incendio de 1936 causara su destrucción. La película muestra su riqueza en todo su esplendor y además, relata con detalle el viaje que Juan Naya, natural de Villanueva de Sijena, emprendió hace 14 años con el firme propósito de ver cumplido su sueño de la infancia. Para conseguirlo, se rodea de expertos con su misma pasión y determinación. A su equipo, une el talento de Paco Martos, uno de los mayores expertos en arte mudéjar, o de Albert Burzón, artista digital en arte románico, y además, se nutre de las aportaciones de expertos nacionales e internacionales de instituciones como la British Library, la Catedral de Winchester, la Capilla Palatina o el MET Cloisters, que ayudan a comprender la magnificencia de Sijena.

El resultado es excepcional. También la película: otra obra de arte, gracias a la sensibilidad y capacidad de su director, Jesús Garcés, premio Globo de Oro 2018 por «;Caravaggio, en cuerpo y alma»;. Durante la presentación, el mexicano reconoció que había sido todo un reto reducir a un proyecto audiovisual un viaje de 12 años así como encontrar la fórmula para que «cualquier espectador llegase a sentir, respirar, tocar… la belleza y trascendencia del proyecto». Para rememorar las escenas históricas y los recuerdos infantiles, el director optó por grabaciones subacuáticas, una técnica que nunca antes había sido realizada y que conllevó una gran dificultad. De hecho, la mayoría de las escenas se grabaron en una piscina olímpica y necesitaron de la participación de los mejores deportistas en apnea. Garcés eligió el agua por varios motivos: «los recuerdos son líquidos, el monasterio de Sijena está situado en una zona de importantes filtraciones y además, el agua es un elemento muy importante en el arte románico», explicó. Y acertó, por su belleza y su capacidad de transportar al espectador «a un mundo onírico y evocador», tal y como subrayó. «;El Sueño de Sigena»; es una película para disfrutar con todos los sentidos. También desde el corazón.

Al finalizar la proyección y el coloquio, los protagonistas de la película recibieron una placa de agradecimiento por su contribución a la recuperación del patrimonio de manos del alcalde de Villanueva de Sijena, José Jaime Castellón.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp