La DPH restaurará las pinturas de la Cartuja de Las Fuentes

La primera fase se centrará en la iglesia y rondará los 750.000 €.

Imagen de las pinturas de la bóveda de la iglesia.
Imagen de las pinturas de la bóveda de la iglesia.

La Diputación Provincial de Huesca invertirá 750.000 euros en la primera fase de restauración de las pinturas de la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes (Sariñena), decorada por fray Manuel Bayeu, cuñado de Goya. Las actuaciones, que comenzarán en un plazo aproximado de cuatro meses, estarán centradas en la bóveda y paramentos de la nave de la iglesia.

Se trata de una de las intervenciones más esperadas y ambiciosas, por el gran valor y belleza de los frescos así como por su estado de deterioro. Dentro de la iglesia, los lienzos de las paredes, que presentan importantes desconchones, son los que más acusan el paso del tiempo y el estado de abandono al que estuvo sometido el enclave. La DPH salvó el monumento de su ruina en junio de 2015, cuando decidió adquirirlo e iniciar de inmediato un plan de restauración. De momento, ya ha invertido más de 1,5 millones de euros, la mayoría dirigidos a renovar las cubiertas de los edificios de uso religioso así como a la limpieza y mejora del entorno.

Durante más de tres décadas, fray Manuel Bayeu estuvo dedicado a la decoración de la Cartuja de Las Fuentes, donde cubrió con sus pinturas más de 2.000 metros cuadrados de paredes y techos distribuidos en diferentes estancias, desde la iglesia hasta los claustro de las capillas. Su obra está considerada como una de las principales manifestaciones de la pintura barroca aragonesa, y no solo por su extensión, también por su coherencia y calidad. La nueva intervención estará centrada en la bóveda y los paramentos de la nave de la iglesia. En la bóveda, está representada la vida de la Virgen y en los muros, la Pasión de Cristo.

Nuevo espacio para visitantes

El desarrollo de los trabajos deberá ser compatible con el mantenimiento de las visitas al monumento, que, tal y como indica su eslogan promocional, permanece «;Abierto por obras»;. Y es que casi desde el principio visitantes y andamios han convivido en este espacio. Tras la renovación de las cubiertas y la reparación del chapitel de la torre campanario, la DPH llevó a cabo labores de limpieza y desbroce. Asimismo, de forma más reciente, y con una inversión de 68.000 euros, tuvo lugar la rehabilitación del atrio, cuyos trabajos permitieron recuperar sus colores y dimensiones originales. Por una cantidad similar, acaba además de ser adjudicada a la misma empresa -Albás Tierz Constructura- las obras de reparación y mejora de la galería noreste de este espacio.

Por otro lado, y de forma paralela, se sigue avanzando en las obras que permitirá a corto plazo contar con un nuevo espacio de acogida de visitantes, con zona de descanso y aseos. El proyecto definitivo fue aprobado de forma reciente y de cumplirse lo previsto, los trabajos finalizarán en cinco meses. El centro de visitantes se ubicará en el edifico de las antiguas porterías, que está en la puerta de acceso al conjunto monacal. La reconversión de este espacio supondrá una inversión cercana a los 375.000 euros. En 2019, la DPH ya sustituyó la cubierta del edificio y ahora, planea realizar una restauración completa, que afectará al interior y al exterior del mismo. La construcción tiene dos plantas y además, cuenta con una bodega.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp