Monegros rechaza sustituir el tren por autobuses o taxis

Las movilizaciones continuarán en diferentes estaciones.

Imagen de la concentración organizada en Tardienta.
Imagen de la concentración organizada en Tardienta.

A los alcaldes de los municipios afectados, la solución dada por el Gobierno de Aragón y el Ejecutivo central les parece inaceptable. Y por ello, junto a la plataforma «;Aragón no pierdas tu tren»;, seguirán adelante con las movilizaciones previstas, con el fin de recuperar los servicios ferroviarios suspendidos a raíz de la pandemia y reivindicar el mantenimiento de los trenes que ahora financia la DGA.

Su pérdida afecta a dos de los trenes de la línea Zaragoza-Lérida (uno de los diarios y el que circula en sábado) así como al que conecta en días alternos Teruel y Caudiel para continuar hasta Valencia. En ambos casos, el Ministerio de Transporte ha anunciado que pagará un transporte alternativo por carretera.

La alcaldesa de Tardienta, Miriam Ponsa, del PSOE, ha sido una de las más duras en sus críticas, especialmente ante la idea de sustituir los trenes por un servicio de autobús o taxi previa demanda. La primera edil ha insistido en que resulta «inaceptable» que se abogue por un transporte por carretera en detrimento del tren. «Ni queremos autobuses ni taxis; queremos el tren, un medio rápido y cómodo, que nuestros vecinos utilizan para ir a trabajar, estudiar o realizar gestiones», ha señalado. «Tenemos las vías y las estaciones», ha añadido.

La socialista ha sido también muy crítica con el argumento del coste del servicio. «Todos los servicios de nuestros pueblos son deficitarios y los mantenemos igualmente, con presupuestos muy ajustados, y con muchas necesidades que atender, pero priorizamos para que nuestros vecinos sigan quedándose en nuestros pueblos y para que tengan unos servicios dignos. No necesitamos que nos repitan tantas veces que el tren es deficitario», ha señalado Ponsa, que, al igual que el resto de ediles afectados, ha conocido las últimas novedades por la prensa. «Nadie nos ha informado ni convocado», ha enfatizado.

También el alcalde de Grañén, Carlos Sampériz, del PP, se ha mostrado muy crítico con la alusión al coste de los servicios. «Abren una puerta muy peligrosa, que lleva a preguntarse cuál será el siguiente servicio del que prescindirán en el medio rural», ha dicho. «Su argumentario no es coherente con su discurso contra la despoblación», ha criticado.

El edil ha llegado a tildar de «tomadura de pelo» y «despropósito» el principio de acuerdo alcanzado entre los gobiernos central y autonómico y en especial, la confusión en la información trasladada a la ciudadanía. También ha planteado sus dudas de las posibilidades de acceso que tendrá la población mayor al nuevo servicio bajo demanda dada su falta de manejo de las nuevas tecnologías.

Para Sampériz, la postura del Gobierno de Aragón y en particular, del consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, es «incomprensible, ya que tiene presupuesto para seguir financiando los trenes y además, alternativas, como reducir el número de vagones y de este modo, aliviar los costes del servicio».

El alcalde de Sariñena, Juan Escalzo, del PSOE, también ha subrayado su negativa a aceptar una alternativa por carretera al actual servicio de tren. «No es lo que quieren los vecinos ni lo que necesitamos para mantener vivos nuestros pueblos», ha dicho.

La plataforma «;Aragón no pierdas tu tren»; ya ha anunciado que seguirá con sus movilizaciones. La próxima tendrá lugar el 11 de julio y de nuevo, tendrá su eco en las estaciones de Tardienta, Grañén y Sariñena.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp