Monegros: ejemplo de lucha contra moscas negras y mosquitos

Estudiantes y profesionales amplían su formación en Grañén.

Los inscritos han asistido a una demostración práctica.
Los inscritos han asistido a una demostración práctica.

Su inminente carácter práctico y la calidad de sus ponentes son dos de los principales atractivos del curso de entomología que la Universidad de Zaragoza organiza en Grañén. Así lo confirman los inscritos, que este jueves han asistido a un demostración de las diferentes técnicas de control de mosca negra y mosquito en el río Flumen a cargo de la empresa pública Monegros Servicios Medioambientales.

Las 20 plazas disponibles se agotaron con rapidez, atrayendo a estudiantes y profesionales de diferentes puntos de España como Canarias, País Vasco, Asturias o Madrid. A un día de finalizar la actividad, el balance de organizadores y alumnos es muy positivo.

Ismael Huerta y Ana Fernández son trabajadores de Salud Pública en Asturias. Ambos son médicos y desarrollan labores de vigilancia epidemiológica. Hasta su comunidad, ya ha llegado el mosquito Aedes Japonicus y el tigre está cerca. Para estos profesionales, resulta importante seguir ampliando sus conocimientos sobre especies invasoras y en especial, sobre aquellas que tienen un mayor poder de transmisión de enfermedades.

También atraída por el interés de estas especies decidió inscribirse otra profesional del sector público, Raquel Del Campo. Para esta bilbaína, se trata de «un curso muy interesante, con una información técnica valiosa y seleccionada».

Aunque estas especies, en la que ahonda el curso, único en España, todavía están lejos de su lugar de origen, Eloy López, de Tenerife, decidió inscribirse con el fin de ampliar su formación, ya que, tal y como señala, «estamos en un mundo globalizado y por lo tanto, es probable que un día nos encontremos con el mismo problema». También valora de forma positiva el atractivo programa, la calidad de los docentes y su carácter práctico. «No existe nada similar en otro lugar, lo que nos animó a realizar el viaje y participar», indica.

El curso de entomología, que ya alcanza su edición número 19, concluirá este viernes, tras varias horas de ponencias, sesiones de laboratorio y prácticas, centradas en diferentes especies así como en su importancia como productores y vectores de enfermedades. Los mosquitos, la mosca negra, las garrapatas, los piojos, el mosquito tigre, la Leishmaniosis o la malaria están incluidos en el temario.

El director del curso, Javier Lucientes, también ha reconocido que su carácter práctico está detrás de su éxito. De hecho, hay lista de espera para participar. «Lo importante es el aspecto práctico, ya que hoy en día hay una gran cantidad de información colgada en internet, pero aquí combinas in situ las clases teóricas y prácticas, es decir, sales al campo, ves cómo se toman las muestras, los lugares dónde crían, vuelves al laboratorio y las identificas, observas qué tipo de tratamientos son efectivos y cómo se aplican… No es algo que encuentres ni en internet ni en otros cursos», indica Lucientes. «La formación recibida es muy útil en el día a día de la mayoría de inscritos, ya que son personas relacionadas con el control de plagas o la vigilancia epidemiológica y por lo tanto, mejorar sus conocimientos en especies además con un importante interés sanitario tendrá una positiva repercusión en el conjunto de la sociedad», concluye.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp