Impulso a la modernización de Barbués, Torres y Sangarrén

El proyecto será financiado con los fondos de recuperación.

La firma de los convenios ha tenido lugar este martes.
La firma de los convenios ha tenido lugar este martes.

El Ministerio de Agricultura ha firmado dos convenios para invertir 35,51 millones de euros de los fondos de recuperación en obras de modernización de regadíos de las Comunidades de Regantes de Molinar del Flumen y Nº V de los Riegos de Bardenas. La primera de ellas suma unas 4.000 hectáreas en los términos municipales de Sangarrén, Barbués y Torres de Barbués.

Las actuaciones previstas en ambas zonas regables están orientadas a la mejora de la eficiencia energética e hídrica, así como a la digitalización de la gestión de los sistemas de riego. Con los proyectos previstos en la Fase II, Aragón concentrará el 10,5% de la inversión nacional de los fondos Next Generation destinados a modernizar regadíos sostenibles.

El consejero aragonés de Agricultura, Joaquín Olona, ha tildado la ejecución de estos proyectos como una «excelente noticia». «La demanda en modernización de regadíos siempre supera a las disponibilidades presupuestarias y aquí lo que hicimos fue un acuerdo con las comunidades generales, que ha resultado muy eficaz para poder elegir aquellos proyectos que cumplieran las condiciones establecidas en los fondos de recuperación. Condiciones que son muy concretas y, sobre todo, elegimos obras que se pudiesen hacer en el horizonte del 2026», ha explicado el consejero, quien ha asegurado que este sistema ha permitido lograr que Aragón sea el destinario del 10,5% de los fondos que va a dedicar el Ministerio a la modernización de regadíos.

«Estos proyectos suponen un empujón muy importante para la modernización y creación de regadíos en Aragón, una línea estratégica para el Departamento de Agricultura, desde donde se han comprometido 212M€ en subvenciones para la creación y modernización de 46.000ha en los últimos seis años, que han movilizado una inversión de 700M€ por parte de más de 7.000 regantes beneficiarios», ha dicho Olona.

Asimismo, el consejero ha recordado el importante esfuerzo hecho por las Administraciones, tanto la autonómica como la general, pero también ha querido destacar el «enorme esfuerzo» inversor que hacen las comunidades de regantes, «porque son plenamente conscientes de que el regadío es un factor de digitalización de la agricultura, absolutamente clave, así como para el desarrollo agroalimentario y rural», ha puntualizado.

En la firma han participado el presidente de SEIASA, Francisco Rodríguez, el presidente de la Comunidad de Regantes de Nº V de los Riegos de Bardenas (Zaragoza), José María Vinué, y el presidente de la Comunidad de Regantes Molinar del Flumen (Huesca), José Ángel Lample. El acto ha estado presidido por la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa María Serrano.

Las inversiones del “Plan para la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad en regadíos” del PRTR tienen un carácter público-privado, por lo que la aportación pública será de un máximo del 80% del coste de los gastos elegibles, mientras que las comunidades de regantes aportarán el resto.

Tras la firma, Rodríguez Mulero ha destacado el esfuerzo del Gobierno de España en la modernización de regadíos, con “la mayor inversión en esta materia de las últimas décadas” y ha señalado que «teniendo en cuenta las actuaciones que se sumarán en la fase II del Plan de Recuperación, Aragón va a concentrar el 10,5 % de la inversión total nacional» en esta materia. Un hito que, ha asegurado, supondrá «un gran avance en sostenibilidad medioambiental, eficiencia y tecnificación, que permitirá mejorar la productividad y la rentabilidad de las explotaciones».

La delegada Rosa Serrano ha incidido en la ventaja para los regantes que supone este nuevo modelo amparado por los fondos europeos. «Los proyectos que hoy ratificamos en Huesca y en Zaragoza dejan más dinero en el bolsillo de los agricultores y responden a la necesidad de lograr una mayor eficiencia energética e hídrica y de avanzar en la digitalización», ha expresado al celebrar la apuesta que el Ministerio de Agricultura está liderando hacia un modelo agrario «más ecológico y más justo» en la comunidad.

Por otro lado, Serrano ha precisado que este tipo de actuaciones «son la garantía de que el medio rural seguirá ofreciendo oportunidades laborales, contribuyendo a fijar población» en todo el territorio aragonés.

Comunidad de Regantes de Molinar del Flumen

El “Proyecto de estación de estación de bombeo, proyecto eléctrico y sistema de telecontrol para la eficiencia energética de la zona regable de la margen derecha del río Flumen de la Comunidad de Regantes Molinar del Flumen (Huesca)”, cuenta con un presupuesto de 9.010.000,00 euros (IVA no incluido). Afectará a 3.643 hectáreas de los municipios de Barbués, Sangarrén, Torres de Barbués y Almuniente en la provincia de Huesca y beneficiará a 351 regantes.

El objeto de la actuación es construir una estación de bombeo que se abastezca de la red eléctrica y que permita eliminar el uso de motores diésel utilizados actualmente, suministrando la presión necesaria para un riego eficiente, además de la implantación de un sistema de telecontrol para una gestión más eficaz en toda la zona regable.

Comunidad de Regantes NºV de los Riegos de Bardenas

Las actuaciones previstas en el marco del “Proyecto de modernización integral de la Comunidad de Regantes Nº V de los Riegos de Bardenas (Zona 1) (Zaragoza)”, contarán con un presupuesto de 26.500.000,00 euros (IVA no incluido). Afectarán a 3.714 hectáreas y beneficiará a 247 regantes de los municipios de Ejea de los Caballeros, Biota y Sádaba, en la provincia de Zaragoza.

Su objetivo es hacer un uso sostenible del agua de riego mejorando su gestión y monitorizar los parámetros de riego, así como el seguimiento y control de la aplicación de nutrientes, principalmente el nitrógeno.

Actualmente esta zona regable utiliza un sistema de riego por inundación con una red de acequias muy deterioradas. Mediante esta actuación se sustituirá este sistema por un riego presurizado a través de tuberías, con el objetivo de maximizar la superficie abastecida por presión natural. Para ello se construirá una balsa de regulación junto al Canal de Bardenas que abastecerá a la nueva red de riego. Además, un sistema de automatización y telecontrol permitirá digitalizar la gestión del riego de manera integral para maximizar la eficiencia hídrica y energética.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp