Las visitas a Sijena se retoman el próximo 12 de febrero

Solo se abrirá la sala de los bienes y la sala capitular.

Los bienes llegaron en dos tandas al monasterio.
Los bienes llegaron en dos tandas al monasterio.

El Gobierno de Aragón y la entidad propietaria del Monasterio de Sijena –la Orden de Malta– han rubricado ya el convenio de colaboración entre ambas instituciones, que permitirá continuar con la exhibición de las piezas recuperadas tras un largo pleito con Cataluña. Las visitas se retomarán el próximo viernes, 12 de febrero, con un máximo de cuatro personas por grupo. Las zonas expositivas que estarán abiertas al público serán los antiguos dormitorios, donde se ubican los bienes, y la sala capitular, recientemente restaurada. Los horarios todavía no están definidos. De la esperada reapertura, se quedan fuera los espacios religiosos, como la iglesia o el Panteón Real, que, según la DGA, se irán incorporando, tras nuevas negociaciones y acuerdos con la orden religiosa.

Dentro de este marco de actuación, en el que se acuerdan los términos de la colaboración mutua entre ambos firmantes, se reconoce el valor religioso y también el uso cultural del monasterio, que llevaba cerrado desde el pasado mes de marzo. Primero, por la declaración del Estado de Alarma, y después, por la marcha de las hermanas de Belén y la necesidad de firmar un nuevo convenio. El objeto del mismo, según la DGA, es establecer el marco de actuación y acordar los términos en los que se desarrollará la mutua colaboración para llevar a cabo la habilitación del monasterio para albergar los bienes muebles recuperados, propiedad del monasterio.

En relación a ello, entre otras cuestiones, la orden religiosa se compromete a ceder al Gobierno de Aragón los espacios en los que se muestren los bienes recuperados, así como la Sala Capitular, en el caso en el que la justicia permita el retorno de las pinturas murales actualmente en exhibición en el MNAC de Barcelona. El convenio especifica que la erden cede estas zonas, «de manera que el Gobierno de Aragón se encargue de su mantenimiento y de su gestión museística».

Según explican desde el Gobierno de Aragón, «el acuerdo va a permitir que la apertura al público de los espacios se realice de forma totalmente independiente de las zonas habitadas por la comunidad religiosa que pudiese residir en el Monasterio, no interfiriendo en absoluto dicho uso cultural en la vida monástica». La propiedad de Sijena autoriza asimismo al Gobierno de Aragón a llevar a cabo las actuaciones necesarias en los espacios cuyo uso se cede, además de permitir las visitas a las zonas expositivas por parte del público.

El personal encargado de la realización de las visitas será designado de común acuerdo y ya ha sido seleccionado por la gerencia de Turismo del Gobierno de Aragón. Por su parte, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte se encargará del mantenimiento de los espacios expositivos, así como de la supervisión técnica de los bienes. Otro de los asuntos que se concretan en el texto es la posibilidad de que el Ejecutivo preste apoyo jurídico en el caso de reclamaciones judiciales sobre las piezas que se muestran, como se ha venido haciendo hasta el momento.

El convenio firmado se prorrogará hasta 2025 y podrá ser renovado de ser acordado así por las dos partes dos meses antes de su vencimiento.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp