«Esto nos da años de vida»

El Programa de Autonomía Personal gana nuevos usuarios.

Once usuarios han disfrutado de este programa en Capdesaso.
Once usuarios han disfrutado de este programa en Capdesaso.

Once personas con una edad media que supera los 80 años acuden en Capdesaso, localidad monegrina con unos 200 habitantes, al Programa de Autonomía Personal (PAP), donde reciben servicios de fisioterapia, terapia ocupacional y animación comunitaria desde el pasado mes de mayo. En la última sesión de la temporada, que tuvo lugar esta pasada semana, estuvieron acompañados por el presidente de la Comarca de Los Monegros, Armando Sanjuan, y la consejera comarcal de Servicios Sociales, Ana Puey. No faltaron los diplomas, el buen ambiente y la alegría por participar por primera vez en este programa, que tantos aspectos positivos ha traído a su vida cotidiana.

El Programa de Autonomía Personal está coordinado por los Servicios Sociales de la Comarca de Los Monegros y se presta a través de un convenio con la asociación Alzheimer Huesca y con financiación de ayuntamientos participantes y de las personas usuarias. Tanto para el presidente comarcal como para la consejera de Servicios Sociales, «es una muy buena noticia que se sumen más poblaciones a esta iniciativa como es el caso de Capdesaso, donde se ha implantado por primera vez, y que se vaya retomando este servicio tan importante y demandado».

«Esto nos da años de vida», afirmaba tras recibir su diploma uno de los usuarios de Capdesaso, Inocencio Villacampa, cuya hermana María añadía que «desde que venimos aquí, notamos que estamos mejor. Esto lo necesitamos porque sales de casa, te ves con todos y haces ejercicios que vienen muy bien». En este sentido, Geor Paul añadía que «nos gusta mucho venir porque estamos muy bien atendidos y con esto trabajamos el cuerpo y la mente». Todas las personas usuarias de Capdesaso tuvieron palabras amables hacia el servicio y hacia los profesionales que lo llevan a cabo. Entre ellos, la terapeuta ocupacional, Rocío Buesa, quien durante la entrega de diplomas de fin de temporada agradecía sus palabras, a la vez que opinaba que se trata de “un grupo muy activo y participativo, enseguida se formó buen ambiente y hemos trabajado de forma óptima durante estos dos primeros meses. Se sienten mejor y eso se nota”.

En términos generales, en el PAP se trabajan tres campos: el bienestar físico con un fisioterapeuta, la parte cognitiva, con una terapeuta ocupacional y las emociones y aspectos sociales, con una trabajadora social. Estimulación cognitiva, fisioterapia, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional, formación en tecnologías de apoyo, en cuidados y autocuidados, atención social y terapéutica son algunos de los contenidos que comprende. A partir de septiembre, se espera que más municipios se vayan reincorporando a esta iniciativa comarcal que se recuperó el pasado mes de abril con la activación de un grupo en Perdiguera, tras más de un año de suspensión debido a la pandemia.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp