Monegros sigue defendiendo su tren desde el andén

Las movilizaciones se han repetido en Tardienta, Grañén y Sariñena.

Imagen de la concentración organizada en Tardienta.
Imagen de la concentración organizada en Tardienta.

A pesar de la lluvia, los monegrinos han vuelto a concentrarse en los andenes de las estaciones de tren de Tardienta, Grañén y Sariñena, con el fin de defender un servicio que consideran esencial para mantener la vida en los pueblos.

Las movilizaciones, que se ha llevado a cabo en diferentes puntos de toda la Comunidad, han sido convocadas por la plataforma «;Aragón, no pierdas tu tren»;, que considera que se trata de un servicio maltratado e infravalorado. De hecho, a través de estos actos, se pide la recuperación de las frecuencias perdidas a raíz de la pandemia y el mantenimiento de todos los servicios actuales, incluyendo aquellos que el Gobierno de Aragón dejará de subvencionar a partir del próximo 1 de julio -fecha dada tras una nueva prórroga- al considerar que son competencia del Estado y que se extienden más allá de los límites de la Comunidad. También se exige la puesta en marcha de un plan de movilidad participativo con el tren como eje vertebrador, en el que se abogue por un servicio de calidad, seguro, social y sostenible.

Durante esta segunda jornada de reivindicaciones, Tardienta ha sido uno de los puntos con mayor participación vecinal. Allí, entre otros, se han dado cita varios usuarios habituales de este servicio como Jesús Valiente, ferroviario de profesión, y su hija, María. Para ambos, el tren es un medio de transporte fundamental, que te permite vivir en el pueblo y trabajar o estudiar en la ciudad. «Como usuaria y como madre, estoy aquí para reivindicar el mantenimiento de este servicio, que es muy necesario y utilizado», ha añadido Valiente.

También ha hablado de ello Laura Til, vecina de Tardienta, que usaba este medio de transporte a diario hasta la llegada de la pandemia. «Antes, lo cogía de lunes a viernes para acudir a mi puesto de trabajo en Binéfar y ahora, solo puedo usarlo dos veces por semana, debido a la supresión de frecuencias», ha explicado, recordando que son varios los trenes que se suprimieron con la declaración del Estado de Alarma y de momento, siguen sin recuperarse. Ahora mismo, cuando tanto se habla de vertebración del territorio y de sostenibilidad, Til ha calificado de «incomprensible» que se abogue por la supresión de frecuencias o se apueste por el autobús en detrimento de un medio «rápido, cómodo, económico y más ecológico».

La alcaldesa del municipio, Miriam Ponsa, ha señalado además que es fundamental mantener vivas estas reivindicaciones y evitar la supresión de servicios, ya que «el que se pierde ya no se recupera». A su lado, otro grupos de vecinas ha recordado la histórica relación del ferrocarril con la localidad de Tardienta, insistiendo en la importancia de mantener las comunicaciones existentes, ya que son fundamentales para el futuro del conjunto de la comarca, «si queremos que nuestros pueblos sigan vivos y apostamos por una verdadera vertebración del territorio», han señalado María Pilar Sanromán y Gemma Lisa. Y es que, tal y como se ha demostrado minutos después, son muchos los monegrinos que acuden hasta aquí para realizar sus viajes. María Gállego y Reyes Rivarés, vecinas de Almudévar, han sido dos de las usuarias que han bajado este domingo del convoy en plena concentración procedentes de Zaragoza, donde la primera trabaja y la segunda estudia. Para ellas, el tren es un servicio «fundamental» y por lo tanto, «perderlo es dejarnos aislados y sin futuro».

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp