Los 91 residentes de Tardienta reciben la tercera dosis

Han estado acompañados por la consejera María Victoria Broto.

En primer plano
En primer plano

Agustín Labarta, de Tardienta, y su pareja, Elmira López, de Ávila, ya están inmunizados con la tercera dosis de la vacuna contra la covid-19. Ambos son usuarios de la residencia municipal «;María Antonia Brusau»; de Tardienta, donde se conocieron y donde anhelan seguir disfrutando de su mutua compañía. Ambos han recibido con «alegría» este tercer pinchazo, que, según han explicado, les brinda «una mayor protección». «A ver si pronto volvemos a la normalidad», ha dicho Labarta.

A su lado, justo en el momento de recibir el pinchazo, ha estado la consejera aragonesa de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, que ha acompañado a los 91 usuarios del centro en esta nueva fase de vacunación. Al acto, también han acudido la alcaldesa de Tardienta, Miriam Ponsa; la directora de la residencia, Diana Senz; y el director de Enfermería de Atención Primaria de Huesca, Iván Carpi.

La consejera aragonesa ha mostrado su satisfacción por el buen ritmo de vacunación. De hecho, según ha precisado, ya se han administrado más de 10.000 terceras dosis de vacunas en las residencias de Aragón, que suman 11.675 internos. De ellos, 2.000 forman parte del sector de Huesca, donde la campaña finalizará entre hoy y mañana. En el resto, se concluirá la próxima semana, quedando únicamente pendientes aquellos centros en los que haya brotes activos. Ahora mismo, según el boletín epidemiológico de Aragón, hay ocho, dos de ellos declarados en la última semana.

«Los mayores nos están dando una lección a toda la sociedad. Son los primeros que no ponen ningún problema a la hora de vacunarse y además, reciben el pinchazo con una sonrisa. Yo creo que es una muestra muy clara de lo importante que es para ellos la seguridad y la vida. Lo que quieren es vivir», ha subrayado Broto, que, al mismo tiempo, ha anunciado las medidas recién aprobadas para garantizar su seguridad durante la semana del Pilar. A lo largo de esos días, las residencias aragonesas de mayores exigirán el certificado de vacunación a los visitantes y recomendarán a los internos que decidan salir del centro que solo se relacionen con personas ya inmunizadas..

La alcaldesa de Tardienta, Miriam Ponsa, también ha compartido la «alegría» manifestada por la consejera aragonesa al poder acompañar a los residentes en una nueva jornada de vacunación y además, ha secundado sus palabras al alabar la «fortaleza y paciencia» que han demostrado a lo largo de este «duro» año y medio. «Han sido unos campeones», ha dicho.

En julio del 2020, la residencia municipal de Tardienta, que gestiona la empresa Clece, sufrió un brote de covid-19, donde, según su delegado, Jorge Terías, fue fundamental el apoyo y colaboración del Gobierno de Aragón. En su opinión, los centros covid habilitados fueron «una bomba de oxígeno» para los responsables de las residencias y permitieron «salvar la vida de muchas personas mayores».

Antes de abandonar el centro, Broto ha entregado además un ramo de flores a una de las usuarias, Sofía Moradela, natural de Alcalá de Guerra, que ha cumplido este jueves 100 años. La consejera también ha sido obsequiada con unas flores confeccionadas por un grupo de internas.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp