«Vimos cumplido el sueño de todo lotero»

La administración de Grañén conserva su tirón.

César Oriol y Marí­a Pilar Azagra
César Oriol y Marí­a Pilar Azagra

La administración número 1 de Grañén se convirtió en una fiesta aquel 22 de diciembre de 2011. Y no fue para menos. El 58.268 estaba consignado íntegramente en este establecimiento, que repartió alrededor de 720 millones de euros. «Aún me emociona recordar aquel día», señala su entonces propietaria, María Pilar Azagra, que acaba de jubilarse y ceder el testigo a uno de sus hijos, César Oriol. «Aquel día vimos cumplido el sueño de todo lotero», añade.

Diez años después, la lotería con el sello de su administración sigue teniendo «mucho tirón». Y no solo por el Gordo. Tan solo cuatro años después, volvieron a descorchar el champán al repartir 22,5 millones con 45 series del Tercer Premio de Navidad (5.163) y antes, hubo otros dos muy sonados. En 2011, sellaron una bonoloto de 3,8 millones y en 2013, dieron el primer premio de la Lotería Nacional dotado con 9 millones. «La gente sigue teniendo ilusión y nosotros, también. Y es que los premios han seguido llegando, aunque aquella fue una jornada única y especial», señala Oriol, que espera dar continuidad a la buena racha. «Siempre tenemos preparado el champán», advierte.

Desde Grañén, salen décimos con destino a toda España, desde Galicia hasta Canarias, Mallorca, Andalucía o Valencia. La administración sigue teniendo consignado el 58.268, que se agota cada año y que es adquirido por muchos de los agraciados. Para este año, uno de los números más buscados a nivel nacional también está aquí. Se trata del 27.120 al coincidir con la fecha del suministro de la primera vacuna contra la covid-19. Los décimos llevan ya tiempo completamente agotados.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp