Se amplí­an los vestigios del Frente de Los Monegros

Además, algunos han sido catalogados como bienes del patrimonio aragonés.

Nido de ametralladoras en el aeródromo de Sariñena.
Nido de ametralladoras en el aeródromo de Sariñena.

La primera ruta de Memoria Democrática de Aragón, denominada Frente de Los Monegros, suma nuevos elementos y localidades, tras el periodo de alegaciones, ampliando notablemente los vestigios de la contienda en la comarca.

Así, a los enclaves de los municipios de Robres, Alcubierre, Leciñena, Perdiguera, Villamayor de Gállego, Farlete y Monegrillo presentados hace unos meses, se suman ahora la posición Santa Quiteria de Tardienta, el búnker de Lanaja, el aeródromo de Sariñena, las trincheras Las Sabinas de Robres, las galerías de las iglesias mudéjares de Torralba de Aragón, Robres y Alcubierre (usadas por sus vecinos como refugios antiaéreos durante los bombardeos) y Bujaraloz.

Además, y debido a su especial valor histórico y patrimonial, el refugio antiaéreo de Robres, la cueva El Polvorín de Farlete y el refugio antiaéreo de Monegrillo son declarados bienes catalogados del patrimonio cultural aragonés, como medida de protección.

En su presentación, se señalaba que la ruta era «uno de los itinerarios más relevantes para comprender la realidad y alcance de la Guerra Civil española (1936-1939), tanto en el frente como en las retaguardias». El itinerario incluye variados elementos como refugios antiaéreos, caserones particulares que se convirtieron en hospitales de sangre, cuevas de aprovisionamiento, restos de búnkeres o lugares de enterramiento de fusilados y personalidades destacadas.

La DGA señala como referente el Centro de Interpretación de la Guerra Civil en Aragón, «uno de los enclaves nucleares» del proyecto. Cabe recordar, además, que hace unos días la Ruta Orwell obtenía de nuevo el Sello a la Excelencia Turística.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp