Otra edición de sobresaliente para la Orbea Monegros

El espíritu de superación, el compañerismo y el trabajo en equipo han marcado el carácter de la multitudinaria prueba.
Imagen de los bikers por uno de los parajes de Los Monegros.

Imagen de los bikers por uno de los parajes de Los Monegros.

La XXII Maratón Orbea Monegros ha vuelto a ofrecer este sábado un sinfín de experiencias únicas para sus 8.000 inscritos. Un recuerdo imborrable que llevarse en la mochila, gracias al gran ambiente y la implicación de toda una comarca.

 

Ha habido lluvia, porque en el desierto también llueve, pero insuficiente para ahogar las ganas y las ilusiones de los inscritos, que han obtenido lo que buscaban: formar parte de una gran aventura colectiva. En su modalidad, la prueba es una de las más multitudinarias de Europa.

 

Todo ha ido sobre lo previsto. A las 12.00 horas, ha tenido lugar la salida de la Maratón, de 106 kilómetros, y a las 13.30 horas, la de la Media Maratón, de 79. Ha habido cuenta atrás, confetis, llamas y música ambiente. Todo para aupar a los 8.000 titanes que han elegido medir sus fuerzas frente a la estepa monegrina. De nuevo, ha habido participación de ciclistas de prácticamente todos los rincones de la geografía española y de diez países diferentes, de Andorra a Francia, Italia o Países Bajos.

En la imagen, los tres primeros. En el centro, el vencedor de la prueba, Unai Mateo.

En la imagen, los tres primeros. En el centro, el vencedor de la prueba, Unai Mateo.

Los primeros han llegado en poco más de tres horas, demostrando que se trata de un itinerario rápido y rodadero. Aunque es una prueba no competitiva, el honor el honor de la victoria ha sido para Unai Mateo, natural de Ugao-Miraballes (Vizcaya), que ha logrado dejar atrás a sus compañeros de escapada muy cerca ya de la línea de meta. Para el deportista, Campeón de España de Ultramaratón sub 23, ha sido su primera participación en la Maratón Orbea Monegros y ha parado el crono en 3 horas, 19 minutos y 59 segundos. Los tiempos de otras ediciones han dejado de ser referencia, ya que ha habido algunas modificaciones del circuito. En esta ocasión, la Maratón ha sumado 106 kilómetros y la Media Maratón, 79. El ciclista ha reconocido que ha sido un circuito “muy rápido y rodadero, del que hemos podido disfrutar al máximo”, ha indicado. “Se trata de una prueba muy recomendable, con un paisaje diferente y bonito”, ha añadido, señalando que ha sido más molesto el viento que el barro. “Solo nos hemos encontrado algún charco; nada más”, ha subrayado. Aunque al ser el primero, su perfección ha sido diferente al resto, que ha pasado ya con el terreno más machado. De hecho, ha habido incluso a quien le ha pillado hasta el granizo en el alto de Piedrafita.

 

Dentro de los primeros, también ha habido una buena representación de monegrinos y monegrinas. Héctor Cerezuela, natural de Sariñena, ha rodado con los mejores y ha sido el primer ciclista local en cruzar la línea de meta. “Todo un orgullo”, ha dicho, emocionado de poder disfrutar de esta gran prueba “en la puerta de casa”. “Nos sitúa en el mapa”, ha subrayado. En la clasificación de féminas, la primera mujer de la Maratón Orbea Monegros ha sido además una monegrina, Chus Til, natural de Callén, que cumplía con su segunda participación. “Vine el año pasado y me enganché”, ha dicho. La triatleta se ha mostrado “orgullosa y feliz”. “Me hace mucha ilusión ganar en casa”, ha señalado, reconociendo que había tenido que emplearse a fondo frente al viento y el barro.

Han sido muchos los que han querido fotografiarse con Zugasti.

Han sido muchos los que han querido fotografiarse con Zugasti.

Dentro del pelotón, la cara más conocida ha sido la del ciclista y youtuber Ibón Zugasti, todo un titán de la BTT, que ha completado su tercera edición. Para el conocido deportista, “la Maratón Orbea Monegros es la prueba con el mejor ambiente del mundo, y sin exagerar”, ha dicho, tras cruzar la línea de meta entre los primeros clasificados. “Hay que venir; se trata de una prueba increíble, un reto accesible, que puede aceptar el novato y el picado, y los dos van a disfrutar”, ha subrayado.

 

“Los bikers se han encontrado con un circuito en buenas condiciones, por el que han podido rodar sin dificultades y disfrutar al máximo; ya hemos ido recibiendo las primeras felicitaciones”, ha indicado el director de la prueba, Juan Carlos Nájera, satisfecho con el desarrollo del evento y en especial, con la implicación y colaboración que cada año encuentran en el territorio.

Los ciclistas han ido acompañados de principio a fin.

Los ciclistas han ido acompañados de principio a fin.

Al servicio de los participantes, ha habido prácticamente un millar de personas, entre ellos, numerosos voluntarios de la zona como integrantes de diferentes asociaciones locales y comarcales, que ha colaborado en todo tipo de tareas como en la elaboración de las bolsas del corredor, los avituallamientos o el reparto de comida. También han sido numerosos los miembros de Protección Civil y Cruz Roja. Y, por supuesto, ha habido un importante despliegue de medios sanitarios y de seguridad.

 

El presidente de la Comarca de Los Monegros, Pedro Manuel Loscertales, ha querido agradecer su trabajo y colaboración. En su opinión, «Orbea Monegros debe gran parte de su éxito al esfuerzo colectivo de los monegrinos y monegrinas, que demuestran con su implicación y colaboración el carácter afable y comprometido de las gentes de esta comarca».

 

También ha querido mostrar su agradecimiento el alcalde de Sariñena, Francisco Villellas, satisfecho con el desarrollo de una prueba, que, tal y como ha recordado, transforma la capital monegrina, donde han llegado alrededor de 20.000 personas, es decir, cinco veces su población. Su valoración de la prueba ha sido además muy positiva. “Ha habido lluvia y después, viento e, incluso, algo de sol, una serie de cambios muy propios de este territorio, que elevan la épica de los participantes y por lo tanto, hacen que el reto y en consecuencia, la satisfacción de cruzar la línea de meta sean mayores”, ha dicho.

 

Organizada por Orbea, la Comarca de Los Monegros y el Ayuntamiento de Sariñena, la jornada ha concluido con la entrega de agradecimientos y reconocimientos a los más veteranos de cada categoría, el afán de superación y el club más numerosos. En este último caso, el obsequio ha sido para el Club Ciclista Sariñena.

 

La prueba ha contado además con la colaboración de los ayuntamientos de las localidades por los que ha discurrido el circuito: Albalatillo, Sena, Villanueva de Sijena, Castejón de Monegros, Valfarta, Peñalba y Sariñena.