PAR, PP y CHA presentan una moción de censura contra el alcalde del PSOE en Sariñena

Por ser la segunda lista más votada y por su experiencia, prevén apoyar como nuevo primer edil al portavoz del PAR, Francisco Villellas.
De izquierda a derecha, Francisco Villellas, Mascún Ariste y Valeriano Tella.

De izquierda a derecha, Francisco Villellas, Mascún Ariste y Valeriano Tella.

Los grupos municipales de PAR, PP y CHA en el Ayuntamiento de Sariñena han presentado este lunes una moción de censura contra el alcalde del PSOE, Juan Escalzo. El documento ya ha sido registrado y de cumplirse lo previsto, la propuesta prosperará, ya que las tres formaciones suman mayoría, con 6 de los 11 concejales. Ahora mismo, los socialistas se mantienen con 5 concejales. El PAR tiene 3; el PP, 2, y CHA, 1.

 

Por ser la segunda lista más votada y por su experiencia, las tres formaciones han acordado que darán su respaldo como alcalde al portavoz y cabeza de lista del PAR, Francisco Villellas, que ya ocupó este cargo durante dos legislaturas consecutivas, entre 2011 y 2019.

 

La moción de censura llega precedida de la ruptura del pacto de gobierno entre PSOE y CHA, materializada hace ya más de un mes, y de la denuncia ante la Fiscalía del caso del exinterventor municipal, Salvador Ariste, que está siendo investigado por un presunto delito de malversación por el cobro indebido de 108.000 euros en concepto de varios complementos durante los últimos once años. Salvador Ariste es un histórico dirigente de CHA y además, se da la circunstancia de que su hijo, Mascún, es el actual concejal de la formación en Sariñena.

 

Desde PAR, PP y CHA, se niega que la moción de censura tenga una relación directa con estos hechos. De hecho, el portavoz del PAR, Francisco Villellas, ha asegurado que «ese es un asunto independiente, que ya está en manos de la justicia y que debe seguir su curso, ya se verá quién tiene o no razón», descartando cualquier cambio de postura o interferencia. También recuerdan que las negociaciones a tres bandas comenzaron antes de la denuncia ante la Fiscalía. Y, además, el edil de CHA, Mascún Ariste, considera que cualquier intento de vincular la moción con el caso que afecta a su padre «no es una falta de respeto hacia mí sino hacia el grupo de personas al que represento, ya que mi decisión cuenta con el respaldo del resto de compañeros y compañeras de formación; es una decisión consensuada». «Se trata de un tema independiente y en manos de la justicia y por lo tanto, y como no puede ser de otra manera, lo único que haremos será colaborar con cualquier cuestión que se nos solicite», ha aseverado.

 

A las puertas del consistorio, los tres portavoces de PAR, PP y CHA han subrayado que su decisión está basada en nuestra «preocupación por el actual desgobierno del municipio así como por la falta de transparencia y participación». Y, en este sentido, han criticado que «hayamos llegado a 25 de marzo sin presupuestos y sin que haya habido ningún movimiento o contacto con el resto de grupos para lograr su aprobación», ha indicado el portavoz del PP, Valeriano Tella. «Nuestra preocupación es la mala gestión y la paralización actual, sin proyectos de futuro para Sariñena; ni se mueve nada a nivel industrial ni hay inversiones importantes previstas», ha subrayado Villellas, quejándose además de «falta de transparencia». «Hay comisiones que llevan meses sin convocarse y carece de información. Por ejemplo, se preguntó por el destino del dinero recibido por el parque eólico, que supera los 800.000 euros, y todavía esperamos respuesta a la pregunta formulada el pasado 12 de enero», ha añadido el edil.

 

La ruptura entre PSOE y CHA se escenificó el pasado 8 de febrero, cuando el edil nacionalista, Mascún Ariste, votó en contra de los presupuestos municipales y provocó que decayeran. Al día siguiente, los socialistas acordaron su cese como teniente de alcalde, quedándose en minoría, con 5 ediles. Los presupuestos incluían un reajuste de la plantilla municipal y en su momento, PAR, PP y CHA argumentaron su voto en contra por carecer de una negociación previa con el Comité de Empresa. Ya en ese momento el edil nacionalista fue acusado por los socialistas de actuar por motivos personales, ya que uno de los trabajadores que veían modificada su situación era su padre. Por las mismas fechas, fueron además redactados los informes de la secretaria municipal y el actual interventor en los que se basa la denuncia presentada ante la Fiscalía. Ambos fueron refrendados después por los servicios jurídicos de la Diputación de Huesca y un abogado externo.

 

A la hora de registrar la moción, el edil de CHA ha insistido en que «nos encontramos en una situación prácticamente ingobernable, donde el PSOE no tiene mayoría, y tampoco está haciendo nada por reconstruir los puentes que ha roto con todos los grupos, y por lo tanto, creemos que la moción va a servir para que tengamos una Sariñena activa, y con presupuestos, y sobre todo con la vista puesta en trabajar y hacer crecer el municipio, a través de la transparencia y la participación; sin vetar a nadie. Tenemos que ir todos a una», ha indicado Ariste.

 

«El PSOE debe entender que está en minoría y ahora mismo, existe cierto desgobierno y paralización, lo que nos lleva a actuar por responsabilidad y creyendo que es lo más sensato», ha añadido Tella.