Alumnos del taller de empleo de Grañén: «Al aprendizaje unes la satisfacción de trabajar por tu pueblo»

Con la financiado del INAEM y el Ayuntamiento, permitirá crear un nuevo gimnasio municipal,
Los alumnos-trabajadores, junto a la directora, el monitor y el alcalde del municipio.

Los alumnos-trabajadores, junto a la directora, el monitor y el alcalde del municipio.

El nuevo gimnasio municipal de la localidad de Grañén va cogiendo forma, gracias a la labor del equipo docente y los diez alumnos-trabajadores del taller de empleo Apolo XI. Dentro del alumnado, hay una mujer y nueve hombres, que se encontraban en situación de desempleo y que adquirirán los conocimientos necesarios para incorporarse al mundo laboral como peones o ayudantes especializados para albañilería interior.

 

«Se trata de un trabajo muy gratificante. Al aprendizaje, se une la satisfacción de trabajar por tu pueblo. Además, te permite afianzar relaciones con personas de tu entorno, que se convierten en compañeros y amigos», explica uno de los alumnos-trabajadores, Javier Martínez, natural de Grañén. A esta localidad, tras 20 años residiendo en la capital oscense, y con motivo de este taller de empleo, ha vuelto Lourdes Abadía, que, según explica, «nunca antes había cogido una paleta». Y lo dice mientras coge práctica alicatando la pared de uno de los aseos, donde antes, junto a sus compañeros, ha aprendido a realizar una preinstalación eléctrica. «Son muchos los conocimientos y habilidades que estamos adquiriendo y que podremos aplicar en un futuro», señala.

 

El trabajo del equipo docente y los alumnos-trabajadores ha transformado por completo el edificio, que el anterior equipo de gobierno pretendía convertir en un cine-teatro y que dejó inconcluso hace ya más de una década. Ni siquiera estaba finalizada la estructura exterior. Desde el inicio del taller de empleo, que arrancó en junio de 2021, los alumnos han finalizado la fachada posterior y además, han llevado a cabo labores de impermeabilización, saneamientos, colocación de pladur, preinstalaciones de electricidad y fontanería, alicatados, enfoscados o pavimentación, según explica su monitor, Joaquín Fontán, con una dilatada trayectoria profesional en el sector de la construcción. Para él, vecino de Grañén, también es una «satisfacción» poder contribuir a la mejora de los servicios del municipio. «Se trata de una labor que coges con muchas ganas y a la que entregas lo mejor de ti, con el fin de que el resultado sea el mejor y ellos aprendan, ya que el oficio se está perdiendo y es una gran oportunidad laboral», indica Fontán.

 

Fontán, Sampériz y Peralta, en el centro del futuro gimnasio municipal.

Fontán, Sampériz y Peralta, en el centro del futuro gimnasio municipal.

El taller de empleo es un nivel II y del total de los alumnos, un 60% ya participó en el anterior, con una temática similar, lo que permite dar continuidad a su formación. «No hay día que no les mandé una oferta de trabajo», señala la directora del taller de empleo, Eugenia Peralta, al referirse a la gran demanda laboral que rodea al sector de la construcción. «Hasta ahora, el balance es muy positivo, ya que los alumnos están respondiendo y además, se están formando en una ocupación muy demandada, lo que garantiza que puedan reincorporarse al mercado laboral y tener un buen futuro», explica. Para Peralta, este proyecto es «el más ambicioso y bonito» de los que ha dirigido.

 

A cuatro meses de la finalización de los trabajos, el cambio ya es sorprendente. La zona en la que iba a situarse el escenario será una sala abierta a la práctica de diferentes actividades y a cada lado, habrá otras dos cerradas con el mismo fin. Allí se podrá disfrutar de clases de zumba, pilates o yoga. El resto del espacio quedará diáfano, con la intención de acondicionar varias zonas diferenciadas donde se instalarán máquinas de ejercicio y pesas, sacos de boxeo así como un búlder de escalada. También se está valorando crear una pista interior para correr, según detalla el alcalde del municipio, Carlos Sampériz.

 

El edil explica que será un espacio dirigido al conjunto de la población, con un amplio horario de apertura y de uso libre, lo que quiere decir que cualquier vecino por un precio simbólico podrá acceder con su tarjeta a las instalaciones y disfrutar de todos los equipamientos. También estará especialmente dirigido a los alumnos del colegio y el instituto así como a los componentes de los diferentes equipos deportivos, del fútbol al judo o la gimnasia rítmica. «Aquí tendrán un espacio para llevar a cabo sus clases o simplemente, para mejorar su preparación física», indica.  

 

«La instalación es para todos, con el ánimo de reunir aquí todas las actividades deportivas que ahora se llevan a cabo en otros espacios y el deseo de que aquellos que quieran ponerse en forma puedan hacerlo sin necesidad de salir de su pueblo», añade Sampériz.

 

De los 400.000 euros que costará la creación del nuevo gimnasio, 250.000 son aportados por el INAEM y están dirigidos al coste del personal y los alumnos, su equipación y una parte del material utilizado. El resto (150.000), que se destina a equipos y materiales, corre a cargo del Ayuntamiento de Grañén.

 

El taller de empleo tiene una duración de un año y por lo tanto, finalizará el próximo mes de junio. Sus responsables reconocen que los plazos son ajustados, pero esperan tener listo el edificio para la fecha prevista y que la población pueda comenzar a disfrutar de las instalaciones.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

AGENDA

20 y 21 de mayo

Día de Orwell Aragón.

 

Hasta el 23 de mayo

Exposición «Pradilla, gran pintor» en el cafetín de la Pastelería Trallero de Sariñena. 

 

Hasta el 5 de junio

Robres celebra la llegada de la primavera. Dentro del programa de actos, ocupan un lugar destacado la romería al Santuario de Magallón (29 de mayo) y la XV Trobada de Gaiteros (7 de mayo).  

 

3 de junio

TERTULIA DEL VIOLINISTA JOSÉ PORTA. ‘Belleza y matemáticas’ a cargo del matemático Antonio Mir en Sariñena.