Sariñena Editorial recupera la figura del escritor y periodista José Sampériz Janín

Ha reeditado una de sus obras, 'Candasnos', que lleva el nombre de su localidad de origen.
Labara y Trallero, justo antes del acto de presentación en Sariñena.

Labara y Trallero, justo antes del acto de presentación en Sariñena.

 

A lo largo de los últimos años, Salvador Trallero ha ido anotando diferentes datos sobre la obra y el perfil de un autor casi desconocido, José Sampériz Janín. Había llamado su atención por su procedencia, Candasnos, así como por su trayectoria profesional y vital. De hecho, fue escritor y periodista, firmó varios libros, y tras ser capturado por los nazis, acabó asesinado en el horror de Mauthausen.

 

Su trágico final mantiene un asombroso paralelismo con el del protagonista de una de sus novelas, ‘Candasnos’ (Barcelona, Talleres Gráficos Alfa, 1933), que lleva el nombre de su localidad natal. Hasta ahora, conseguir un ejemplar era más que complicado. De momento, solo cinco están localizados. El último ha ingresado de forma reciente en los fondos de la Biblioteca Nacional y en su día, formó parte de la colección particular del que fuera presidente del Consejo de Ministros con Manuel Azaña y después, presidente interino y en el exilio de la Segunda República, Diego Martínez Barrio (1.883-1.962). 

 

A través de Sariñena Editorial, Salvador Trallero ha puesto remedio a esta situación, al editar un facsímil de la obra, con el ánimo de «hacerla accesible al gran público y, al mismo tiempo, poner en valor la figura de su autor», indica el monegrino. También lo hace encandilado por la «vigencia» de la crítica que el autor dedicada a los poderes establecidos. 

 

La presentación de la reedición tuvo lugar este pasado viernes en Sariñena, donde contó con la presencia de un familiar del propio autor, Valeriano Labara, que firma uno de los prólogos de la publicación. El otro es obra del bibliófilo y escritor Javier Barreiro. El acto se repetirá este sábado en Candasnos.

 

De los escasos ejemplares localizados, Valeriano Labara se hizo con el que salió a la venta en 2006. José Sampériz Janín era primo hermano de su abuela, Visitación Janín Allué. «A través de ella, que tenía una memoria prodigiosa, construí una primera semblanza, que me llevó a seguir indagando y finalmente, elaborar un perfil más completo», señala Labara, que dejó constancia escrita de sus investigaciones, con la publicación ‘José Sampériz Janín (1910-1941). Un intelectual de Candasnos asesinado por los nazis’ (Candasnos, 1998).

 

Según explica, ‘Candasnos’ es una novela compleja, de extraordinaria rareza, cargada de tremendismo filosófico y existencial. También llama la atención la «brutalidad» de algunos de sus pasajes y la utilización de un lenguaje hiperculto. «Se trata de un estilo difícil de calificar, abrupto y chocante, crudo y tremendista», añade. Y todo -según explica- marcado por el propio ambiente de principios del siglo XX. De hecho, la trama se centra en la «reafirmación de un anarquismo radical en contra del panorama social del momento y está ambientada en un ficticio Candasnos», señala Labara, insistiendo eso sí en el paralelismo entre las descripciones del libro y el asfixiante ambiente local. «Al final, se trata de una crónica novelada de aquello que estaba viviendo, dicho de forma directa y abrupta, con fantasía, tragedia y tremendismo», añade.

 

 

Sampériz era un activo militante anarquista. Sus ideas le llevaron a formar parte del Comité Ejecutivo de la CNT en Candasnos y además, ejerció tareas de divulgación y propaganda en las tropas republicanas. Acabó exiliado en Francia, donde se alistó como voluntario para hacer frente a los nazis. Fue capturado en Dunkerque y finalmente, conducido al campo de Mauthausen. Murió a los 31 años.  

 

A lo largo de sus escritos, el joven autor deja constancia inequívoca de su afinidad con la izquierda más progresista y combativa, lo que puede explicar la desaparición de sus ediciones. A ‘Candasnos’, hay que unir otros dos libros, la novela ‘El sacrílego’ (Valencia, 1931) y el ensayo ‘Hitos Ibéricos’ (Huesca, 1935). De cada uno de ellos, los conservados «se cuentan con los dedos de una mano», sostiene Labara. A los vencedores les pudo interesar destruirlos y a los poseedores, también, por ser publicaciones que los comprometían. Como periodista, Sampériz se desarrolló principalmente en los periódicos Pueblo y La Voz de Aragón.

 

Hasta los años 80, Sampériz era una persona desaparecida, cuyo nombre acabó apareciendo en los listados que elaboraron algunos de supervivientes de los campos de Mauthausen. Mariano Constante fue uno de los que llenó los huecos de sus últimos años de vida, dando a conocer su cautiverio y muerte en el campo de Gusen. También dijo sospechar que los médicos de las SS habían experimentado con su cuerpo.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

AGENDA

Del 6 al 11 de agosto

Fiestas en San Lorenzo del Flumen. Grandes orquestas y comidas de convivencia.  Más información

 

Del 14 al 20 de agosto

Fiestas en Robres. Actos populares y grandes actuaciones.  Más información

 

Del 12 al 15 de agosto

Fiestas en Castelflorite. Actos para todos los sectores de la población. 

 

15, 19, 20 y 21 de agosto

Fiestas en Alberuela de Tubo. Actos de calle, verbenas y cenas populares.