El gimnasio de Robres incorpora clases virtuales guiadas y sin horarios

El nuevo servicio se denomina 'Virtual Time' e incluye sesiones de pilates, ciclo indoor o yoga.
Una de las pantallas ha sido instalada en la sala de actividades.

Una de las pantallas ha sido instalada en la sala de actividades.

 

Con la puesta en marcha de ‘Virtual Time’, el Gimnasio Spa de Robres sigue innovando y complementando sus servicios para mejorar como centro deportivo. Su objetivo es ofrecer a las personas usuarias la mayor flexibilidad, así como alternativas de horarios y clases para que, de una manera cómoda, todo el mundo pueda realizar el ejercicio físico que desee durante toda la semana sin aumentar por ello su tarifa mensual.

 

En concreto, a través de ‘Virtual Time’, los usuarios y usuarias del Gimnasio Spa de Robres pueden realizar clases virtuales de Pilates, Ciclo Indoor, Entrenamiento Funcional, Yoga, FullBody, etc. a la hora que quieran y de una manera motivante. Su funcionamiento es sencillo. Al llegar al espacio, podrán solicitar la clase que deseen y seguirla a través de una pantalla. Han sido instaladas varias en la sala de ciclo indoor y el espacio reservado al desarrollo de actividades. Frente a una clase virtual al uso, son varias las ventajas, ya que el usuario completará la sesión en un lugar preparado para su desarrollo y además, con un guía presencial. De hecho, el coordinador del centro, Sergio Ausens, le ayudará a ejecutar la rutina elegida, corriendo y guiando sus movimientos. El nuevo servicio evita la necesidad de adaptarse al horario estipulado para cada clase. «No todas las personas pueden venir cuando quieren al gimnasio y esta es una manera de motivarles a hacer ejercicio en unas instalaciones acondicionadas al máximo», señala el coordinador.

 

Para la alcaldesa de Robres, Olga Brosed, «con esta iniciativa seguimos creciendo y es una noticia muy buena para el municipio ya que desde el ayuntamiento realizamos un esfuerzo muy importante para mantener una instalación de estas características y lo que queremos es conseguir el máximo rendimiento del centro y que disfruten de sus beneficios tanto los vecinos y vecinas de Robres, como otras personas que se acercan desde diferentes localidades y encuentran aquí un servicio y una oferta amplia, de calidad y actualizada, contribuyendo así a superar la brecha entre medio rural y urbano».

 

El Gimnasio-Spa de Robres cuenta con una completa oferta de servicios como entrenamientos personalizados dentro de los Packs de Entrenamiento (pérdida de peso, rendimiento y salud), marcha nórdica, pádel, piscina cubierta, servicio de peluquería y todas las actividades Fitness y Wellness que son los que más triunfan en la actualidad y están disponibles en la parrilla.

 

A esta oferta, se une ahora ‘Virtual Time’ porque «queremos seguir aportando algo novedoso que solo existe en centros deportivos de calidad en las ciudades, dando a nuestros usuarios y usuarias todas las alternativas posibles para que adapten sus horarios y no tengan excusas para la práctica deportiva. Todo esto de una manera profesional y con una aplicación referente a nivel internacional», explica el gerente de Hozona, Iván Castro. La cuota general del Gimnasio Spa Robres es de 35€ al mes y con ella se puede acceder tanto a la sala de musculación como a las clases y por supuesto al nuevo ‘Virtual Time’. «Una iniciativa que no existe en toda la comarca y que dará solución a muchas personas que les falte tiempo para entrenar y desconectar de la rutina diaria», añade Castro.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

AGENDA

20 y 21 de mayo

Día de Orwell Aragón.

 

Hasta el 23 de mayo

Exposición «Pradilla, gran pintor» en el cafetín de la Pastelería Trallero de Sariñena. 

 

Hasta el 5 de junio

Robres celebra la llegada de la primavera. Dentro del programa de actos, ocupan un lugar destacado la romería al Santuario de Magallón (29 de mayo) y la XV Trobada de Gaiteros (7 de mayo).  

 

3 de junio

TERTULIA DEL VIOLINISTA JOSÉ PORTA. ‘Belleza y matemáticas’ a cargo del matemático Antonio Mir en Sariñena.