Mucho público en la nueva recreación histórica organizada en Robres

La actividad se centró en escenas típicas de un campamento republicano de la Guerra Civil española.
La recreación mostró el material y uniforme utilizados por las enfermeras de la retaguardia.

La recreación mostró el material y uniforme utilizados por las enfermeras de la retaguardia.

 

 

Más de medio centenar de personas fueron las encargadas de dar vida este pasado sábado al campamento militar de la Guerra Civil española que fue recreado en la localidad de Robres. La actividad, que buscaba divulgar entre el gran público un periodo de la historia clave para el territorio, fue el colofón perfecto al curso de verano que sobre recreación histórica volvió a organizar la Universidad de Zaragoza. Ambas actividades, es decir, el curso y la recreación ya fueron desarrolladas con éxito en 2021.

 

En esta segunda edición, los asistentes pudieron penetrar en escenas típicas de un campamento republicano, donde hubo soldados jugando al dominó, tomando una copa en la cantina, comprando tabaco o aprendiendo a leer y escribir. También conocieron la vestimenta y material utilizados por las enfermeras en la retaguardia.

 

La recreación se mantuvo durante toda la jornada, atrayendo a un gran número de personas, entre ellas, estuvieron además algunas autoridades como la subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, el subdelegado de Defensa, Rafael Matilla, la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano o el presidente de la Comarca de Los Monegros, Armando Sanjuan. La alcaldesa de Robres, Olga Brosed, ejerció de anfitriona.

 

Además de la recreación del campamento, fue instalada una exposición de material del bando sublevado en el Centro de Interpretación de la Guerra Civil en Aragón situado en Robres así como diversas actividades paralelas, entre ellas, un concurso fotográfico y un mercadillo. Los grupos de recreación también desarrollaron maniobras en la zona exterior.

 

Dos de los recreacionistas interpretando el papel de milicianos jugando al dominó.

Dos de los recreacionistas interpretando el papel de milicianos jugando al dominó.

 

«Para nosotros es un lujo contar con una actividad que reúne a recreacionistas de varios países. Nos da visibilidad y además, dinamiza la localidad», señaló Brosed.

 

«La recreación histórica es una actividad cultural que fomenta el conocimiento y divulga aspectos generales de un periodo histórico concreto. Se trata de una apuesta por dinámicas innovadoras en la

divulgación histórica. Este tipo de eventos relacionados con la Guerra Civil busca poner sobre la mesa y hablar de un pasado que muchas veces ha sido reprimido y visto como tabú», explicó el historiador Pablo Gracia, quien también participó en la recreación junto a una parte de la decena de alumnos matriculados en el curso de la Universidad de Zaragoza, que se desarrolló a lo largo de esta pasada semana en Robres y que tuvo esta actividad como colofón.

 

Para Gracia, «la idea es sacar a la calle la historia de los libros polvorientos y hacer que la gente participe. No hace falta enfundarse un uniforme y pasar calor como nosotros, los recreacionistas, puede que la gente prefiera verlo desde una sombra, pero sí que puede hacer algo que no se puede en un museo que es preguntar a los recreadores todas sus dudas y curiosidades y es así como se aprende más y de una forma más dinámica».

 

Las actividades fueron organizadas por el Ayuntamiento de Robres, con la colaboración del grupo de recreación histórica El Comité de Zaragoza y la Comarca de Los Monegros.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

AGENDA

Del 6 al 11 de agosto

Fiestas en San Lorenzo del Flumen. Grandes orquestas y comidas de convivencia.  Más información

 

Del 14 al 20 de agosto

Fiestas en Robres. Actos populares y grandes actuaciones.  Más información

 

Del 12 al 15 de agosto

Fiestas en Castelflorite. Actos para todos los sectores de la población. 

 

15, 19, 20 y 21 de agosto

Fiestas en Alberuela de Tubo. Actos de calle, verbenas y cenas populares.